El próximo sábado 18 de mayo se celebrará la gran final de Eurovisión 2019, el concurso musical con más trayectoria y participantes y que reúne a toda Europa y parte del resto del planeta para competir por conocer cuál es la mejor canción del año. 41 países compiten este año, tras la retirada de Ucrania en el último momento, y lo harán durante tres días, como viene siendo habitual. La ciudad de Tel Aviv, en Israel, acoge el Festival de la Canción donde el 14 y el 16 de mayo conoceremos a los veinte clasificados que se suman a la gran final en la que ya están Israel y España, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido. De esta manera, un total de 26 países competirán, realmente, en una noche intensa llena de música y buenas actuaciones para conocer el nuevo himno de Europa (y Australia).

Como en los últimos años, en You Valencia queremos ayudaros a escoger vuestras canciones favoritas antes de disfrutarlas en directo y, por eso, os ofrecemos un repaso de estas 41 candidaturas, con datos de interés para que podáis guiaros por Eurovisión 2019. ¿Estáis preparados?

41- LETONIA

No es un año de canciones pésimas y, como prueba, es que esta canción de Letonia es la que encabeza, por la cola, el ránking de Eurovisión 2019. Este medio tiempo cantado en inglés se nos ha quedado al final del todo y no será por sus estribillos repetitivos, desde luego. La canción la cantas con una ligera sonrisa durante tres minutos pero, por otro lado, también estás esperando a que acabe pronto. No aporta demasiado, y al final te quedas con la sensación de que la canción pedía más. Mucho más. El dúo Carousel lleva funcionando desde 2015. Él es un músico de prestigio en su país y, ella ha sido corista de numerosos artistas hasta que, al final, ha logrado ser cantante principal. Veremos en qué acaba esta unión. De los últimos diez años, Letonia solo se ha clasificado para la final en dos ocasiones.

40- BIELORRUSIA

Zena es una actriz y cantante muy conocida en Bielorrusia y entre los fans de Eurovisión. Presentó la versión Eurojunior en 2018 y, además, ha doblado a numerosos personajes de Disney. Una carrera que, a sus 17 años de edad, es más que notable. La canción que nos trae es, de hecho, un ritmo pop juvenil que podría encajar bastante en el público más moderno del Festival. Sin embargo, a nosotros se nos queda como un ritmo de hace años que no termina de romper ni de sobresalir ante una competencia que brilla ya a mitad de tabla. Bielorrusia se nos queda a la cola este año. El país ha logrado clasificarse solo una vez en los últimos cuatro años. Zena tendrá que darlo todo con su coreografía para llamar la atención.

39- IRLANDA

Irlanda es el país que, a 2019, más veces ha ganado Eurovisión. Un total de siete. Sin embargo, tiene todas las papeletas este año para convertirse en uno de los grandes olvidados de la edición. Participa en la segunda semifinal, la que tiene más nivel de las dos fases clasificatorias. No consigue subir ni al puesto 25º de las casas de apuestas. Y, por si fuera poco, de los últimos cinco años, solo se ha clasificado una vez. El año pasado, que en la final fueron décimo sextos. Desde luego, no pasan por su mejor momento eurovisivo. Y parece que Sarah McTernan tampoco va a romper sus estadísticas, y eso que la cantante sabe tocar hasta cuatro instrumentos y su voz es más que solvente. Su canción 22 es un medio tiempo que por momentos parece querer evolucionar a algo interesante, pero que en realidad sigue perdido en un bucle que nos parece apetecible para una terracita de verano y cantarla en el coche, pero para poco más. Sin muchas aspiraciones, Irlanda este año compite con una canción que no es pésima, pero apenas destaca. Suerte.

38- HUNGRÍA

Joci Pápai es un artista conocido en Eurovisión. Logró ser octavo en el Festival celebrado 2017 y, de hecho, fue segundo en su semifinal. Con música folclórica, y cantando en húngaro, conquistó al público y al jurado. Pero es que Hungría parece estar en racha. Lleva clasificándose para la final desde 2011, y con toda clase de posiciones, aunque todavía no ha pisado el podio de Eurovisión. Tampoco nos parece que vaya a lograrlo esta vez, porque la canción que nos trae este año es como un déjà vu de su anterior actuación. Y eso no ayuda a un cantante carismático, que tiene ritmo y un directo más que notable. Joci Pápai lleva en la música desde 2005 y es un cantautor más que reconocido en su Hungría natal. Veremos si logra repetir la gran posición de su anterior participación en el Festival. Para nosotros, no merece pasar a la final.

37- MONTENEGRO

Podemos afirmar que Montenegro es un país que lo intenta en Eurovisión siempre. Pero que su paso es tan pobre que parece destinado siempre a ser un rival a no tener en cuenta. Ha competido en el Festival en diez ocasiones, pero solo ha logrado pasar a la final en dos, logrando unas tibias 13ª y 19ª posiciones. El sexteto de este año, de momento, pelea en las casas de apuestas por la última y penúltima posición. Y eso que el juego de voces de D Mol no es malo en absoluto. La canción es la típica coral que todos los años oímos en Eurovisión, y eso no les beneficia en absoluto. Han perdido sus ritmos más folclóricos y los han transformado en un himno al amor que no parece estar encajando entre los eurofans. Veremos qué hacen en directo, pero todo parece predestinar que estos seis montenegrinos, unidos a propósito para participar en el Festival. Los seis pertenecen a la misma escuela de canto y tienen entre 16 y 21 años. Suerte.

36- BÉLGICA

Bélgica solo ha ganado una vez en Eurovisión, en el año 1986, pero ha sido siete veces el último de la tabla. Llevaban tres años logrando ser cuartos, cuartos y décimos, pero el año pasado rompieron tradición y no se clasificaron para la final. Este año la baza del país es Eliot, un joven de apenas 18 años que se dio a conocer en la versión belga de La Voz y que la televisión pública del país (el ente de habla francesa) decidió, de manera interna, que sería el representante del Festival, con la canción Wake up. Un medio tiempo que por momentos quiere ser balada intensa y, por otros, pasa a ser un tema con ciertos toques electrónicos que podría encajar porque, ciertamente, es una de las canciones más vanguardistas de la edición. Sin embargo, no parece que llegue demasiado lejos, aunque en las casas de apuestas la ubican en la final y no en mala posición. Veremos si realmente Eliot consigue pasar de su semifinal, que es la más floja de las dos (la primera, que se celebrará el martes). Una buena escenografía podrían aupar este tema, sin duda. Habrá que esperar al directo para juzgar más, ya que apenas hay trayectoria para este joven artista que podría marcarse un Revelación en toda regla.

35- GEORGIA

Georgia es, junto a Montenegro, el país que está compitiendo por no ser el último clasificado de estos 41 países en Eurovisión 2019. Las casas de apuestas dejan a Oto más que fuera de la gran final, y nosotros no vamos a ser los que discutan su pase. Porque lo cierto es que su canción no nos termina de gustar. Tiene una base que puede ser romántica, desgarradora, épica. Pero la voz del directo del artista no es, digamos, la más eficaz para querer escucharla de nuevo. Tiene ciertos matices buenos, de esos con tanto folclore que nos gusta. Pero no parece ser suficiente para una actuación que pediría intimidad, poca luz y mucha energía, pero que aún así se pierde entre otras muchas baladas intensas este año. Cabe destacar que Oto es un cantante de sobra conocido en su país y en Ucrania, donde desde 2010 ha competido (y ganado) en varios talent shows, tipo La Voz. Georgia lleva dos años seguidos sin pasar a la final. El año pasado fueron los últimos de su semifinal. Y su mejor posición es una doble novena posición. Veremos si esta vez se superan.

34- RUMANÍA

Rumanía era, hasta hace unos años, uno de esos países que parecían desvivirse cada año por Eurovisión, enviando propuestas más que interesantes para un concurso que podrían ganar en cualquier momento y, de hecho, desde 1998 siempre había logrado pasar a la gran final. Hasta el año pasado. Este año buscan resarcirse y, por qué no, ganar su primer Festival con esta sugerente canción que Ester Peony defiende con ciertos toques oscuros y mucho ritmo cuyos estribillos se te pegan con facilidad. Ella es toda una artista que, además, comparte nacionalidad rumana con canadiense. Un tándem que le ha ayudado a abrirse algunas puertas y a conseguir un éxito que podría seguir aumentando si pasa a la final del sábado 18 de mayo. Nosotros le deseamos suerte pero, de momento, la dejamos fuera de ella. Veremos si Rumanía sigue en su mala racha iniciada el año pasado.

33- POLONIA

Que Polonia pone este año la nota de color es algo que nadie duda. Su propuesta es la que más marcado tiene su folclore nacional, y eso siempre es un acierto. La banda Tulia cantan medio en inglés, medio en polaco, una canción machacona, pegadiza, que parece gritarse en ciertos momentos y que a todos nos hace bailar… Menos a ellas. Quietas sobre el escenario, con caras de auténtico pasotismo, consiguen atrapar al público con esta interpretación tan especial de una canción que nos gusta mucho, pero que consideramos que podría haber dado mucho más. Polonia se ha clasificado en cuatro de los últimos cinco años, pero nunca han ganado y su único podio se remonta a 1994. Este año todo puede ser, porque su actuación va a dar mucho de qué hablar, sin duda.

32- AUSTRIA

Si antes hablábamos de baladas románticas e intensas, la de Paenda es, sin duda, una de las más pegajosas de la edición. La cantante austriaca dice que debe su nombre a los osos panda y que se despierta como uno de ellos. No será, sin duda, por su pelo azul, ni tampoco por su voz tan especial como dulce. Lo cierto es que canta en numerosos coros y formaciones musicales desde los 14 años (tiene 31) y, según ella misma, compone pensando en el futuro. Tanto que, ha bromeado alguna vez, puede ser que esté compitiendo “en Eurovisión 2029”. Bromas aparte, lo cierto es que su canción es pegadiza y realmente bella. Pero necesitamos algo más para poder pasarla a la final. Cuidado con ella, igualmente. Austria está en racha desde que en 2014 ganaran su segundo Eurovisión con Conchita Wurst y, en los últimos cinco años, siempre han pasado a la final. El año pasado, su compatriota Cesár Sampson fue tercero.

31- REPÚBLICA CHECA

República Checa cuenta solo con ocho participaciones en Eurovisión, ya que estuvieron retirados durante cinco años y solo concursan desde 2007. De esas ocho participaciones, solo dos han conseguido pasar a la final. El año pasado fue una de ellas, y quedaron en una más que sobresaliente sexta posición. Repiten combinación, y vuelven con un ritmo distinto, actual y cantado por un chico joven, guapo, que pueda atraer con facilidad al fenómeno fan del Festival. Lake Malawi es una banda indie muy reputada en la República Checa con un vocalista que además de cantante, también es actor y que ha recibido varios premios, entre ellos, uno de la MTV. Su canción suena diferente, que aquí siempre es un punto extra. Sus estribillos son fáciles, machacones, de esos que cantas bailando de un lado a otro con una sonrisa de oreja a oreja. Una canción simpática que entra rápida pero que a nosotros todavía nos cuesta digerir un poco. Veremos qué opina el resto de Europa.

30- SAN MARINO

San Marino tiene, probablemente, la historia más triste de Eurovisión, solo comparable a la de Andorra, si queremos ser malos. Tiene nueve participaciones en el Festival y solo una de sus canciones ha logrado pasar a la final. Fue en 2014, y quedaron en el 24º lugar. De las otras ocho ocasiones en las que ha acudido, en dos ha sido último en su semifinal, y en otras dos, penúltimo. Sin duda, no son los mejores resultados como para tener a San Marino como un rival fuerte. Pero, lo cierto, es que año tras año vuelven. Y en este 2019, lo hacen, de nuevo, con Serhat. El artista ya concursó en 2016, y entonces fue 12º de su semifinal. El turco (sí, es turco) es toda una estrella de la televisión, donde ha producido, presentado y participado en toda clase de programas y concursos. Es el veterano, además, del Festival, con 54 años cumplidos en octubre del año pasado. Las casas de apuestas tampoco parecen pelearse por él. Pero aún así, nos presenta una de las canciones más eurovisivas, festivaleras y pegadizas de la edición. Es veraniega, discotequera y, por qué no, muy gay. A nosotros se nos queda en la cabeza durante horas. Y nos encanta cantarla. Pero, reconozcámoslo, la voz de Serhat no acompaña demasiado. Y, al final, se nos queda fuera de la final por muy poco. Suerte de que concursa en la primera semifinal, la de menor nivel. Y, quizá, tenga hasta suerte. No es mala propuesta. Y es de los mensajes más positivos este año. La seguiremos observando.

29- LITUANIA

Con Jurijus pasa algo que, también, suele ocurrir todos los años. Y es que el lituano ya ha estado en Eurovisión. Sí, pero como corista. Concretamente, de su país, Lituania, en los años 2013 y 2015 (ambos con pase a la final). Ahora la estrella es él. Y menuda estrella, dicen algunos. Lo consideran el guapo de la edición, y eso que esta vez hay dónde elegir. El chico no es feo y, además, tampoco canta nada mal, que es lo importante. Licenciado en Turismo y especializado en las Tecnologías de la Información, el chico es todo un friki de los ordenadores, pero también un cantante con cierta trayectoria en su país y muy conocido por los eurofans ya que, además de sus dos participaciones como corista, también hizo otros cuatro intentos en el pasado de ir al Festival por derecho propio. Run with the lions es un medio tiempo que tiene momentos y un buen estribillo, pero al que le hace falta mucha fuerza y que la escenografía saque un buen directo, porque está predestinada a ser la actuación que menos votos tenga. No falta calidad, pero sí un algo más. Lituania ha participado 19 veces en Eurovisión, con 13 pases en la final. No está mal el porcentaje, aunque nunca han logrado subir del sexto puesto.

28- SERBIA

Nevena tiene récord en Eurovisión. Para la serbia será su tercer Festival y, sin embargo, nunca antes hemos oído su nombre como competidora. Esto es porque la primera vez que representó a su país fue en Eurojunior, en el año 2007. Quedó tercera. Seis años después, en 2013, acudió a la versión oficial y adulta del concurso. Pero lo hizo con el trío Moje 3, que no pasaron a la final. Este año repite, sola y con nombre propio. Lo hace con una balada en la que puede lucir voz y sentimiento. No podemos decir que la canción no tiene encanto, y que Nevena tiene una gran carrera a sus espaldas que le van a avalar un buen directo. Sin embargo, como a tantas otras baladas este año, le hace falta un no sé qué que, de momento, nos obliga a dejarla fuera. Serbia es un país que se toma muy en serio Eurovisión y, de hecho, de sus 11 participaciones, solo en tres ocasiones no ha podido pasar a la final. En los tres casos, además, siendo el país con más puntos de los no clasificados. No es de extrañar, por tanto, que tengan un bronce y un oro, con Molitva, inolvidable, en 2007. Habrá que tenerla en cuenta, porque nadie puede descartar su pase todavía.

27- ESLOVENIA

Todo el mundo tiene a Eslovenia en la final y, nosotros, la dejamos fuera como primera reserva. No puede decirse que sea una mala combinación, la de Zala y Gasper, una pareja (sentimental, además) que se conoció en 2017 y que decidieron unir sus fuerzas. Él, guitarrista y productor; ella, compositora y vocalista de esta formación con la que buscarán ganar Eurovisión 2019. El tema es distinto, íntimo a ratos, actual en todo momento. Atractivo para los eurofans y con estribillos que se reconocen. Cantan en esloveno toda la canción, lo cual siempre es un punto a su favor. Y no hacen mal directo, lo hemos visto en otros momentos. Pero habrá que ver qué papel juegan. De momento, Eslovenia no parece tenerlo todo de cara. Son otro de esos países malditos en el Festival. Concursan desde 1993 pero, en los últimos quince años, han sido eliminados diez veces. Habrá que desearles algo más que suerte a Zala y Gasper. De clasificarse, pueden dar hasta la sorpresa.

Y, de momento y como habréis podido intuir por el titular del reportaje… ¡Paramos aquí! Estos son los países que consideramos que no deben pasar a la final de Eurovisión 2019. El resto, los 26 países que sí deben clasificarse, los conoceremos más adelante. ¡Seguid atentos a You Valencia!

Imágenes: Eurovision.tv

Share on Facebook
Share on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

2 thoughts on “Eurovisión 2019: Los países que no deben pasar a la final”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.