Acaba la canícula y parece que el tiempo nos depara sorpresas. Aún así, seguimos con calor durante estos días de verano:

Del viernes 17 al domingo 19 de agosto

Parece que el tiempo empeora al principio del fin de semana, pero nos dará una truena el domingo. Aquí la predicción:

El tiempo para el viernes se espera algo inestable. El cielo estará con intervalos nubosos y nubosidad de evolución diurna. Se esperan chubascos y tormentas en la mayor parte del territorio, localmente fuertes, durante la primera mitad del día. Las temperaturas irán en descenso. El viento soplará variable flojo con predominio de la componente este.

El sábado, el cielo seguirá con intervalos nubosos y nubosidad de evolución diurna. Habrá probabilidad de chubascos ocasionalmente acompañados de tormenta. Las temperaturas seguirán sin cambios o irán en ligero descenso. Predominio de viento de componente este flojo.

El domingo parece que la lluvia nos dará una truena. Así, el cielo permanecerá con nubes de evolución, que no llegarán a tapar el cielo. Las lluvias remiten, aunque podrán volver a lo largo de la semana que viene. Las temperaturas se recuperarán, sobre todo las máximas y el viento soplará moderado del este.

VERANO

Nos espera un verano con temperaturas normales y dentro de los valores medios de esta estación. Junio, probablemente acabará siendo, tras el arranque fulgurante de tormentas, fresco en España, con anomalías negativas de hasta -3ºC en el interior peninsular. Pero julio aún podría acusar estos últimos retazos de “fresco”, dejando temperaturas normales en tres cuartos del país y ligeramente más frías en el suroeste de la Península Ibérica y en las montañas del nordeste. Esto no nos eximirá del calor, hará y mucho. Paraguas sacaremos pocos como siempre, quizás con mayor recurrencia en Pirineos y cercanías.

En los meses de agosto y septiembre las temperaturas podrían atender a la media, con algo más de fresco de lo normal en el litoral suroeste peninsular y en Canarias. Por allí el agua de la superficie del Atlántico presenta registros más fríos que de costumbre y podría atemperar un poco el verano. Agosto pinta normal en precipitaciones, salvo en puntos del nordeste donde podría ser un poco más húmedo. En cuanto a lluvias, tenderemos un verano más bien normal en cuanto a precipitaciones, con las consabidas tormentas veraniegas, sobre todo en agosto, mientras que septiembre podrá ser tormentoso.

Más información en Aemet