Los visitantes que han accedido este martes 9 de julio a L’Oceanogràfic de Valencia han vivido un susto en primera persona que, seguramente, no van a poder olvidar durante algunos días. Y es que el recinto con más agua de la ciudad ha salido ardiendo poco después de abrirse al público, en la que se esperaba que fuese una mañana tranquila, con el trasiego habitual propio de la temporada de verano, pero con la cierta calma de un martes. Un incendio que afortunadamente, los Bomberos del Ayuntamiento de Valencia daban por controlado antes del mediodía.

A los pocos minutos de originarse este incendio, al lugar de los hechos se han desplazado bomberos de los parques Sur y Campanar, además de una bomba urbana pesada (BUP) y otra bomba nodriza ligera (BNL), que también han contado con el apoyo de un vehículo de mando y otros medios, según ha podido conocer You Valencia, en base a lo explicado también por los servicios de protección y prevención de Valencia a través de sus redes sociales. Unos servicios que, en poco más de un ahora, han podido dar por controlado el incendio, que rápidamente se ha convertido en trending topic, tanto por su tamaño como por la zona afectada.

Y es que la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia es una de las más visitadas durante todo el año, pero especialmente ahora, en verano, por ser uno de los puntos que más turismo concentran y que suponen un mayor atractivo para todos los visitantes que llegan a la capital del Turia estos días. El incendio, según hemos podido ir descubriendo a través de Twitter y en primera persona, ha provocado una gran columna de humo negro en el entorno, visible desde distintos puntos de la ciudad, y que ha llegado a poder verse, incluso, desde la calle Colón, en pleno corazón de la ciudad.

Al parecer, el incendio ha afectado a una torre prefabricada de L’Oceanogràfic y, por eso, la columna de humo ha sido aún más impactante, similar a las que producen las Fallas en la ciudad, aunque con un destino más trágico en este caso, al tratarse de un incendio que podría haber afectado a la salud e integridad de los visitantes y de los animales que habitan diariamente el parque, que también es reserva para numerosos ejemplares que requieren rehabilitación antes de volver al mar, o que se encuentran en peligro de extinción.

La Policía investigará, desde esta misma tarde, si se trata de un incendio fortuito, o si ha podido ser un descuido humano o, incluso, un incendio provocado, en cuya situación, sus autores podrían verse ante la Justicia por distintos delitos penales. El propio parque ha comunicado, mediante Twitter, que no ha habido que lamentar, tampoco, “daños biológicos”. Un susto grande para los visitantes y sus habitantes, sin duda.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imágenes: Twitter

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.