Este 23 de abril se vivió un Sant Jordi muy diferente en Valencia, y es que, durante la tarde, y pese a la amenaza de la lluvia que pronosticaban todos los meteorólogos, se organizó una espectacular procesión cívica de la Real Senyera, que llenó el centro histórico de la capital del Turia de personalidades ilustres de la sociedad y cultura valenciana, así como de curiosos -vecinos y turistas- que descubrieron en primera persona una tradición que llevaba cientos de años sin realizarse, y que ha vuelto a la ciudad con la intención de quedarse. Para ello, el Colegio del Arte Mayor de la Seda, junto con el Insigne Capítul de l’Almoina de Sant Jordi de Cavallers del Centenar de la Ploma han recuperado la Real Senyera que puede presidir, a partir de ahora, esta solemne procesión.

Una tradición que se perdió hace ya más de 300 años, concretamente, en 1707, cuando, tras la Batalla de Almansa, se prohibieron todos los símbolos del Reino de Valencia. Desde entonces, y tal y como apunta la entidad cultural organizadora de la procesión cívica en un comunicado, «sí se había recuperado la procesión de Sant Donís«, cada 9 d’octubre en la capital del Turia, en la que también participan numerosas personalidades y miembros de la política y Gobierno local y autonómico cada año, llenando las calles del centro de Valencia de miles de personas.

Este martes, la procesión dio inicio, puntual, a las 19.30 horas, con la bajada de la Real Senyera por el balcón principal del Colegio del Arte Mayor de la Seda. En la calle En Sanz se formó la comitiva que llegó hasta la Catedral de Valencia, donde fue bendecida por el Obispo auxiliar de Valencia, monseñor Esteban Escudero Torres. A su entrada, público en pie, y recibida con infinidad de aplausos. Y, tras acabar el acto, la procesión hizo el recorrido inverso hacia el Colegio por el mismo recorrido que partió hacia la Catedral.

Tal y como ha podido conocer You Valencia, se ha hecho «una réplica lo más exacta posible de la Real Senyera para poder sacarla a la calle y procesionar con ella en un acto tan bonito, además, como éste, custodiada por el Centenar de la Ploma y bendecida en la misma Catedral. La Senyera es espectacular por su tamaño y por lo que representa», en base a las declaraciones realizadas por personal del Colegio del Arte Mayor de la Seda. El Centenar de la Ploma era la milicia oficial de ballesteros y arcabuceros encargada de la protección de la Real Senyera cuando salía a la batalla. La procesión fue organizada por el Colegio del Arte Mayor de la Seda, el Insigne Capítul de l’Almoina de Sant Jordi de Cavallers del Centenar de la Ploma, la Cofradía de San Jerónimo y la Fundación del Museo de la Seda.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imágenes: You Valencia – José María Chiquillo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.