Estamos en los primeros días de una primavera y aunque seguimos en confinamiento, la vida no para en Bioparc Valencia. Y prueba de ello es el nuevo nacimiento que se ha producido estos días, de una cria de gacela Mhorr. La importancia de la llega a la mundo de este ejemplar, radica en que la gacela Mhorr se considera una especie extinta, por lo que todo nacimiento en cautividad es una buena noticia para todos, porque con su reproducción en centros como Bioparc Valencia, ha hecho que las gacelas Mhorr se hayan recuperado.

La buena nueva ha sido tomada con mucha alegría por parte del equipo del parque, que lo considera como un ‘balón de oxígeno’ durante estos días raros que estamos viviendo. Tanto es así, que se ha decidido compartir la alegría de la noticia con todo el mundo y proponiendo que los propios visitantes y amigos de Bioparc Valencia sean los que elijan el nombre de la nueva cría. Para ello, se han propuesto cuatro nombres para la pequeña: Esperanza, Alegría, Azahar o Hope. Entrando en la web de Bioparc Valencia podrás votar por tu favorito y bautizar a la pequeña gacela, que ya es la gran noticia de la primavera.

Tanto la madre como la pequeña se encuentran perfectamente en los recintos interiores, ya que deben esperar a que la nueva cría crezca para que en breve puedan unirse al resto del rebaño en su recinto multiespecie de la sabana. Allí, conviven con otros antílopes, como los addax. Bioparc Valencia desde 2014 participa activamente en el Programa de Conservación Internacional (EEP) de esta especie que trabaja para garantizar su pervivencia. En el seno del grupo reproductor valenciano de este precioso antílope ya han nacido numerosos ejemplares que se han desplazado al llegar a la edad adulta a otros centros para formar nuevos grupos. 

La también llamada gacela Dama, es un ejemplo claro de que es posible vencer la adversidad cuando se coopera con un fin común, en este caso la conservación de la biodiversidad del planeta. Y gracias a ello ha podido reintroducirse en su hábitat, de donde nunca debería haber desaparecido.

Imágenes: Bioparc Valencia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.