El cambio de ubicación no iba a quitar solemnidad a un acto muy esperado por el colectivo fallero cada año. Por un lado, porque es el momento de homenajear y rendir pleitesía a la Fallera Mayor de Valencia 2020, Consuelo Llobell Frasquet. Por otro, porque no solo es el acto en el que se le impone la banda que la acredita en su cargo, a ella y a su Corte de Honor, sino que también es el día en el que estrena uno de los trajes más deseados y comentados del año, su espolín oficial. Es una noche intensa, en la que no faltan miradas amigas, cómplices, llenas de admiración y cariño.

El Palacio de Congresos era el lugar escogido por el Ayuntamiento de Valencia para celebrar este acto, después de que iniciaran, de forma obligada, unas obras de rehabilitación en el Palau de la Música. Menor capacidad de aforo, un escenario distinto, pero la misma estructura habitual: Concierto de la Banda Municipal, dirigido por su director, Rafael Sanz Espert, aderezado con un sinfín de bailes regionales, pequeño descanso, y momento de rigor absoluto para recibir sobre el escenario a las trece mujeres más afortunadas del mundo fallero este 2020.

Entre ellas, Consuelo Llobell, Fallera Mayor de Valencia 2020, que estrenaba su espolín oficial, un precioso traje cuya tela ha sido tejida manualmente, empleando aproximadamente 650 horas para tejer 12 metros de dicha tela. Los indumentaristas de la firma Serrano i Navalón son los encargados en esta ocasión de la confección del traje para que Consuelo pueda lucir con todo su esplendor en tan esperada noche. En la elección del colorido tanto del fondo, como de sus motivos florales, aparte del equipo de diseño de Vives y Marí, se ha contado con el gusto personal de nuestra Fallera Mayor.

El color de fondo “Rosa Oporto” es una tonalidad de vino rosado que proviene de Oporto, como su nombre indica. Como metal principal se ha usado el oro volteado blanco, que junto con la combinación de colores empolvados que se han empleado para los motivos florales consiguen una tela muy luminosa y elegante. La Fallera Mayor de Valencia 2020 subía al escenario. Los aplausos invadían el entorno ante la emoción de Consuelo. Irradiaba felicidad en ese momento, recibida por el alcalde de la ciudad, llegaba el instante cumbre de la noche.

La Fallera Mayor de Valencia recibía la banda que la acredita como tal, un momento muy especial ya que era la niña Aitana Hernández, su Fallera Mayor Infantil, la encargada de portarla. Los asistentes homenajearon a su Fallera Mayor con un caluroso aplauso que llenaba de felicidad el rostro de Consuelo. La emoción se reflejaba en sus ojos y en su eterna sonrisa. Era momento de ocupar la Cadira d’Or, lugar privilegiado donde ser exaltada como máxima representante. Lucas García, Presidente Infantil de Consuelo, ha sido el paje encargado de llevar el cojín para acomodarla en el asiento.

Un asiento en el que escucharía atenta el discurso de mantenedor de José Alejandro Remohí Giménez. Ya exaltada como Fallera Mayor de Valencia 2020, y desde la Cadira d’Or, Consuelo Llobell ha recibido la ofrenda floral que le brindan las instituciones y entidades más relevantes de la ciudad, como la Universitat de València, Capitanía General, la Jefatura Superior de Policía, el Gremio de Artistas Falleros, el Valencia CF y el Levante UD o la Sociedad Cultural Lo Rat Penat, además de las fiestas amigas de las ciudades de Burriana, Alicante y Castellón, que también han querido sumarse a esta enhorabuena.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imágenes: Armando Romero para Fallas.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.