El auténtico pulmón de Valencia seguirá siendo el Jardín del Turia, con kilómetros y kilómetros de paseo, vegetación y vida natural que separa, además, la ciudad en dos. Pero, desde este lunes 17 de diciembre, los vecinos ya cuentan con otro gran punto verde en Valencia. El Parque Central ha abierto sus puertas a las 9.00 horas, una “realidad para todos los vecinos, con un gran parque de calidad que se pueda disfrutar”, en palabras del propio Ayuntamiento de Valencia, según el comunicado enviado a los medios de comunicación.

El Parque Central es un parque urbano de 110.826 metros cuadrados, más de 11 hectáreas y, además conecta dos grandes barrios como son Russafa y Malilla. “Estamos muy contentos de haberlo conseguido, y este es solo el primer paso importante de algo que ha de continuar, que es el soterramiento de las vías del tren, que es imprescindible. Somos la única gran ciudad de España que no tenemos las vías del tren soterradas, y por eso es necesario avanzar en el soterramiento y en una estación adecuada que tenga carácter intermodal”, dice la misma nota.

El nuevo parque de la ciudad combina espacios muy distintos para niños, amplias zonas de paseo, explanadas, zonas de esparcimiento canino y fuentes, entre otros elementos, con una ejecución en la que se ha buscado “garantizar que la calidad final de la obra fuera lo más alta posible, acorde con lo que merece la ciudadanía de Valencia”.

En su conjunto, el Parque Central es la principal actuación de la operación ferroviaria y urbanística del mismo nombre, y constituye uno de los retos más importantes de la ciudad en su planificación y diseño, ligado a la transformación ferroviaria que supondrá el soterramiento de las vías y la construcción de la Estación Central definitiva. El Parque Central, con una superficie total prevista de 230 mil metros cuadrados, funcionará como un gran eje vertebrador de los barrios.

El Parque Central es un proyecto diseñado por la paisajista estadounidense Kathryn Gustafson, junto a un equipo de empresas (las valencianas Nova Ingeniera y Grupotec, y Borgos Pieper). Se estructura en torno a una red de paseos y senderos de agua que conectan entre sí los diferentes espacios, cada uno de los cuales tiene un tratamiento específico en función de sus usos y su propia tipología botánica. Combina praderas, jardines florales, arbustos y arbolado, y propone espacios para todas las edades y recupera los edificios ferroviarios protegidos.

Con la urbanización de 110.826 metros cuadrados de superficie, estas obras suponen el 40% del total del parque, y su ejecución incluye la rehabilitación de las naves del arquitecto Demetrio Ribes, y la reconstrucción de dos muelles de carga, la recuperación de una alquería y la construcción de un edificio de servicios y un centro de transformación eléctrica.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imágenes: Ayuntamiento de Valencia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.