Si la Plaza del Ayuntamiento de Valencia se caracteriza por algún elemento concreto, ése es, sin duda, el vallado artificial que crean los puestos de flor que, desde hace décadas, decoran y dan color a este emplazamiento de la capital del Turia. Puestos tradicionales, muchos de ellos que pasan de generación en generación, y que dan auténtica vida a una plaza presidida por el consistorio valenciano pero que cada día cobra unos tonos muy especiales gracias a los ramilletes y macetas que se confeccionan cada día en estas paraetas florales.

Y, precisamente, ellas, son las grandes protagonistas de la falla municipal infantil de Valencia de 2019. Porque el tándem Cap de Suro ha querido rendir homenaje a estos testigos presentes durante toda la historia de la actual Plaza del Ayuntamuiento, convirtiéndolas en principal motor de su fallita. Ariadna González y Xavier Gurrea, componentes de “Cap de Suro”, plantarán en la Plaza del Ayuntamiento Paradeta de flors nº14, un homenaje a los puestos de flores de la Plaza. La peculiaridad de esta falla infantil radica en que no se configura como un elemento aislado sin vinculación con el espacio que la alberga, sino que se erige como una pieza más del entorno, a pesar de su carácter efímero.

La estructura central de la falla estará formada por ese puesto de flores -realizado íntegramente en madera- renovado estéticamente con el lenguaje característico del equipo Cap de Suro. El proyecto apuesta por reducir el uso de corcho y optar principalmente por la madera, para reducir el humo negro y conseguir una cremà lo más limpia posible, como en otros proyectos de los propios artistas. Sin embargo, también se usará el cartón piedra.

Los artistas han destacado que se buscará la interacción de los espectadores con la falla por medio de elementos que juegan con los sentidos, como por ejemplo el olfato, el oído o la visión. Además, se tratará de una falla llena de pequeños detalles que seguro que gustarán mucho a las niñas y a los niños. Ariadna González y Xavier Gurrea estudiaron juntos diseño de interiores en la EASD de València. En 2013 plantaron su primera falla infantil en un trabajo para la Falla Pizarro – Cirilo Amorós que se llevó el primer premio de la sección 10.

En 2015, entre otros proyectos, de la mano de la Falla Joaquín Costa – Conde de Altea, plantaron en la sección 1ª y consiguieron el primer premio de Ingenio y Gracia. Además, debutaron en las Hogueras de San Juan en Alicante. Hace dos años obtuvieron el cuarto premio de la sección 1ª con la Falla de la comisión Grabador Esteve – Cirilo Amorós, donde volvieron a plantar el año pasado, cuando, además, se estrenaron en la Sección Especial con un primer premio de Ingenio y Gracia en la Falla Exposición – Micer Mascó – Arévalo Baca.

Este año han plantado también en la máxima categoría para la misma comisión con un noveno premio de sección y un tercero de Ingenio y Gracia. Diversos premios, como los de mejor portada de llibret infantil en 2013, 2014 y 2016 o el premio nacional en diseño de interiores en el certamen de València Crea de 2014 complementan la trayectoria profesional de este dúo artístico.

El jurado que ha seleccionado la falla de todos los niños y niñas de València para el próximo año lo han integrado: Jordi Palanca Marqués, artista fallero, presidente de la Falla Doctor Olóriz y vicepresidente de la Interagrupación de Fallas de València; Marisa López Verdú, fallera de la comisión de la Falla Els Somnis y secretaria de la Federación de Fallas I+E; Sara Vilar García, doctora por la Universidad Politécnica de València, artista y profesora del Departamento de Escultura de la Facultad de Bellas artes de València; la profesora de Diseño de Producto, María Navarro Diego; y Ricard Ramon Camps en representación de la Facultad de Magisterio de la Universitat de València.

Todas las personas integrantes del jurado cualificado han podido escuchar la defensa que las y los diferentes artistas y equipos artísticos han hecho de las tres candidaturas presentadas de manera presencial y han podido interaccionar y resolver dudas. Vilar ha afirmado que “se trata de un proyecto específico para la Plaça de l’Ajuntament con el que se destaca el trabajo realizado por el pequeño comercio” y ha resaltado “la sensorialidad que puede aportar”. Otros integrantes del jurado, como Palanca, han explicado que una de las características que les ha llamado la atención ha sido “la integración del proyecto presentado dentro del espacio urbanístico de la plaza”. Además, han destacado “la interacción con la gente, las posibilidades pedagógicas de la falla o la reivindicación del trabajo de la mujer”.

Este 2019 tendrá además un incremento de presupuesto para la falla municipal infantil, después de varios años con una asignación congelada, que para el año que viene se situará en 28.500 euros.

Imágenes: Josep Vicente Zaragoza para Junta Central Fallera

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.