image

La mañana del día de la Mare de Déu dels Desamparats comenzó este año mirando al cielo, ya que la lluvia no paró de caer. A pesar de la meteorología adversa, la Descoberta y la Misa d’Infants abrieronn los festejos de la patrona en su día, que siguieron con el Traslado. Poco antes de las cinco de la mañana se abrían las puertas de la Real Basílica de la Mare de Déu para que los valencianos pudieran acceder a ella y presenciar la Descoberta de la imagen original de la patrona de la Comunitat Valenciana.

Sobre las siete y media de la mañana y con la plaza llena de gente y un mar de paraguas, fueron llegando los invitados oficiales a esta celebración, este año marcado por la ausencia de autoridades municipales y autonómicas, y la Fallera Mayor Infantil de ValenciaSofía Soler y su Corte de Honor, que dan sentido a esta celebración como representación de los niños valencianos.

La celebración, cantada por el coro infantil Juan Bautista Comes y con música interpretada por la Orquesta del Conservatorio José Iturbi, que abandonó su puesto debido a la incesante lluvia, estuvo presidida por el Arzobispo Cardenal Cañizares, que estuvo acompañado por otros obispos valencianos.

El momento de máxima emoción entre los asistentes fue cuando la Fallera Mayor de Valencia, Sofía Soler, realizó la oración a la Mare de Déu escrita por el Arzobispo Olaechea, que precedió a la ofrenda de flores de la Corte de Honor y ella misma. Momento en el que una gran ovación hacía las pequeñas recorrió la plaza. La misa acabó con la interpretación acapella del Himno de la Coronación, pero no así el Himno de la Comunitat Valenciana, despertando el malestar de los asistentes.

imageA las 10.30 horas salió la imagen de la Mare de Déu dels Desamparats de su Basílica, para ser recibida por miles de valencianos y devotos que esperaban para llevarla en volandas hasta la Catedral, incluso cubierta por plásticos para protegerla de la lluvia que no ha dejado de caer en todo el recorrido. Se producía el acto más emotivo y multitudinario del día de la Virgen, en un original Traslado donde la imagen de la Mare de Déu navega en un mar de cabezas, entre flores, aplausos, vítores, poesías y, este año, paraguas.

En uno de los traslados más rápidos que se recuerdan, la Mare de Déu completó el recorrido que separa la basílica de la catedral, bordeando la plaza de la Virgen por la fuente del río Turia y sus acequias y discurriendo por la calle del Micalet. Este año, la Mare de Déu volvió a recibir a niños que pasaban en volandas para ser ofrecidos a la patrona; devotos que luchaban por poder tocar el manto o miles de vítores de todos los congreados a lo largo del recorrido. La imagen entró a la Catedral por la Puerta de los Hierros, siempre de espaldas mirando a su pueblo, donde continuaron las muestras de devoción a la patrona.

Foto: Amparo Picó y Juan Carlos Caballero

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.