Cómo elaborar nuestra propia horchata de chufa en casa

Horchata 003Valencia es naranjas, es arroz, es falleras y también es Lonja, Ciudad de las Artes y las Ciencias y playas con la arena más fina y brillante. Pero, si hay algo que tenemos muy único, fácil de identificar y capaz de exportarlo a todo el mundo, ésa es nuestra bebida más refrescante y preferida: la horchata de chufa. Su sabor es tan especial como espectacular, y su cultivo en nuestra provincia es tan popular como tradicional. En resumen, la horchata es un bien preciado de Valencia (especialmente en la localidad de Alboraya) que gusta a vecinos y turistas y que podemos disfrutar en verano pero, también, durante el resto del año, por sus múltiples propiedades nutritivas.

Ahora bien: ¿Nos atreveríamos a elaborar nuestra propia horchata? En realidad es mucho más sencillo de lo que parece, y por eso nos hemos puesto manos a la obra, localizando a maestros horchateros y a cocineros valencianos para que nos expliquen cómo lograr nuestro propio vaso de horchata en nuestro hogar. ¿Te atreves? Para empezar, lo mejor será hacer un viaje a un mercado de barrio, que tenga todo tipo de productos y, especialmente, frutales o frutos secos. También nos vendrá muy bien una tienda de productos ecológicos o muy valencianos. Aquí nunca falla.

Porque tenemos que encontrar un cuarto de kilo de chufas, el único ingrediente algo más complicado de adquirir. El resto, bastante sencillo y simple, aunque no lo creamos: Bastará con con agua y azúcar. Bien, ¿todo preparado? Vayamos a la faena.

Ingredientes para un litro de horchata:

  • 250 gramos de chufas;
  • 1 litro de agua;
  • 125 gramos de azúcar.

Horchata 001Elaboración:

Ponemos las chufas a remojo, para que esponjen bien y se hidraten. Tendremos que tenerlas entre 24 y 48 horas, cambiando varias veces el agua del recipiente donde las remojemos para eliminar todas las impurezas de la chufa. Una vez pasado este tiempo, trituramos las chufas en un nuevo recipiente, mezclándolas en una pasta homogénea con otro poco de agua. Nos será de mucha ayuda una batidora para este proceso. Veremos que poco a poco iremos extrayendo nuestra propia horchata. Una vez todo triturado, pasamos por un «chino» para retirar nuevas impurezas y, de paso, exprimir el resto de chufas que nos hayan quedado en grumo.

Esta primera parte es bastante difícil, ya que requiere de fuerza y paciencia, además de algo más de tiempo (alrededor de 20 o 30 minutos) de lo que podemos esperar, pero el resultado valdrá la pena. Una vez conseguido todo el «líquido» que queremos, añadimos el azúcar y el resto del agua que nos haya quedado del litro empleado para triturarlas, y mezclamos con energía, pero sin batir demasiado. A continuación, enfriamos en nevera durante un par de horas. Recordad: La horchata se sirve bien fría o granizada. ¡Buen provecho!

Imágenes: Wikipedia – You Valencia (cc)

1 Comment

  • Skye Wietzel
    2 años ago Reply

    Genial justo esto es lo que me faltaba para terminar mi trabajo, al fiiiiin T.T GRACIAS!

Comenta la noticia

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Start typing and press Enter to search