La falla municipal de Valencia sigue tomando forma poco a poco en la Plaza del Ayuntamiento, elevándose con infinitos colores hasta que el próximo viernes 15 de marzo, después de la medianoche, acabe su plantà, logrando uno de los grafitis más grandes que se pueda ver no solo en la ciudad, sino en el mundo entero, porque además será el grafiti más efímero que exista. Una obra de arte, además, que firman los artistas falleros Latorre y Sanz junto a PichiAvo, una pareja joven pero con una gran trayectoria en el este arte urbano que ha solicitado ayuda a media Valencia… Y la respuesta ha sido abrumadora.

Como ya ha ocurrido los últimos años, el fin de semana previo a la semana grande de Fallas otorgó un protagonismo especial a la falla municipal, que el sábado 9 de marzo cobró forma con una pintada colaborativa. La iniciativa se llevó a cabo durante hora y media, y contó con la participación del alcalde de la ciudad, el presidente de Junta Central Fallera, y también la Fallera Mayor de Valencia 2019, Marina Civera Moreno, y su Corte de Honor, además del alumnado del Centro de Educación Especial Ruiz Jiménez de Valencia, a través de su programa de formación y cualificación básica de artista fallero.

La participación en la Plantà no es una novedad de este año. El año pasado varios colectivos también participaron en una pintada colectiva, con el artista internacional Okuda, y el año anterior decenas de representantes sociales, falleros e institucionales participaron en una plantà al tombe de la falla municipal (que contó con la ayuda principal de una enorme grúa, a pesar del teatro realizado de esa plantà al tombe). “De esta forma pretendemos fomentar una plantà con la participación de la ciudadanía en la falla de todas y todos los valencianos”, han destacado fuentes del Ayuntamiento de Valencia.

Lo cierto es que, de momento, la falla municipal está cogiendo toda clase de colores y formas en su pintura, desde nombres propios hasta cuentas de Instagram, que servirán para mostrar una gran paleta de colores en este enorme grafiti que pretende hacer de la principal falla de Valencia un nuevo experimento social y artístico. Faltará verla terminada, y ver si entonces el conjunto tiene armonía y belleza, o si el resultado es, más bien, un muro sin gracia. Todo es posible.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imágenes: Junta Central Fallera

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.