El Festival de la Canción de Eurovisión siempre es un hervidero de conflictos, porque desde el mismo proceso de cada elección del cantante y canción de cada país hasta el momento de las votaciones finales, todo el fandom que genera el concurso, y también el morbo de la prensa, apoyado por las redes sociales, convierten cada día en un posible ataque a la esencia del Festival en sí, a la diversión de la convivencia, del factor multicultural y de la propia libertad de cada país de escoger lo que quiera que lo represente en Eurovisión. Y, este año, España vuelve a ser foco de problemas.

Miki y La Venda serán los encargados de participar en Israel por España en Eurovisión 2019. Y aunque fue elegido por la mayoría de la audiencia votante de la final nacional, lo cierto es que la gran favorita del público era Muérdeme, de María, otra de las concursantes de OT 2018 que, sin ser finalista, había logrado conquistar a la audiencia con su carácter irreverente pero reivindicativo y con una canción pegadiza y machacona que a muchos les recuerda a Lo malo, que tampoco logró ganar el año pasado. Los deseos de venganza se vieron ya en esa noche de la final española, con las redes sociales criticando la propuesta ganadora en defensa de este Muérdeme que, a todas luces, no consiguió conquistar a tanta gente.

Pero la polémica ha seguido arrastrándose y, ahora, los fans de la canción han acusado de plagio al cantante, productor y DJ catalán Juan Magán. Al parecer, el artista habría plagiado el ritmo de la base de la canción para su nuevo single Internacional. El adelanto que el productor de tantos éxitos ha ofrecido en redes sociales de Internacional recordaba, según muchos usuarios de Twitter e Instagram, al Muérdeme. Y lo cierto es que razones de peso no les faltan. ¿Se estaba aprovechando del tirón de la canción propuesta para Eurovisión para hacer suyo otro hit? Lo cierto es que no.

Juan Magán se defendió rápidamente de estos ataques repetidos en redes sociales y pocas horas después de que estallase la polémica este miércoles 20 de febrero, el catalán mostró a través de sus cuentas oficiales que tenía la canción creada antes de verano y que, de hecho, en septiembre ya mostró un primer adelanto de la canción, con la base casi idéntica a la de Muérdeme. Sin embargo, y lejos de entrar en más polémicas, Magán comentaba con naturalidad: “Mi equipo está preocupado por una polémica que leo de plagio de una chica que canta brutal“, decía el productor.

“A mí no me ha llegado citación ninguna. Eso no es real, no se pueden magnificar las cosas. ¿Cuántas canciones no se parecen? Las casualidades existen, yo no quiero buscar culpables. ¿Quizá la cagué yo por mostrarla? Si se presentó a Eurovisión es muy buena canción, súper recomndable”, seguía añadiendo el productor en distintos vídeos. “Que a los fans de María no les quepa duda de que yo siento un profundo respeto por todos los compositores y productores, nunca necesité plagiar ninguna canción y gracias a Dios me va muy bien“, concluía, medio tranquilo y completamente seguro de sí mismo, Juan Magán.

Ahora veremos si el éxito que Muérdeme no llegó a conseguir a nivel internacional lo logra, precisamente, el Internacional de Juan Magán. Será probable. Lo que sí que esperamos y confiamos es que Miki y La Venda consigan mejorar el papel que en los últimos años viene consiguiendo España en Eurovisión. Desde el año 2014 no hacemos TOP10, y, desde 2015, no conseguimos subir de la 21ª posición. ¿Logrará Miki subir más alto?

Imágenes: Juan Magán – María Villar – OT 2018

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.