Sin duda, el pasado día de San Valentin fue especial en Bioparc Valencia. La cuestión es que, Malin, una de las hembras de chimpancé que alberga el parque, se puso de parto mientras permanecía con el resto del grupo en su recinto exterior. Y a pesar de que el equipo técnico ya se encontraba en alerta, el nacimiento de los dos mellizos pilló por sopresa. Normalmente, el protocolo que incluye acondicionar especialmente los recintos interiores para garantizar el bienestar de la madre facilitando el parto y dar acceso al interior para proporcionar el máximo de tranquilidad a todo el grupo, garantiza todas las comodidades, pero en esta ocasión no dio tiempo a que la madre pudieran parir en el interior.

Malin es una madre experimentada y, bajo la vigilancia del personal, todo transcurrió con naturalidad. Pero la verdadera sorpresa llegó al saber que la chimpancé alumbró a dos bebés. En un primer momento se vivió con una mezcla de nerviosismo y alegría, pues es un hecho verdaderamente insólito y requiere de gran destreza y cuidado por parte de la hembra que debe atender a las dos crías recién nacidas.

Tras el parto, los dos bebés de chimpacé se encuentran estables, si bien sigue siendo muy importante supervisar la evolución por la delicada situación. Los dos pequeños maman con normalidad y que la hembra tiene leche en ambos pechos. Cuando nacieron, los cuidadores pudieron ver que se trataba de dos placentas con dos cordones umbilicales distintos. Este hecho, evidencia que son mellizos y, aunque se les diferencia claramente por el color de sus orejas, uno las tiene oscuras y el otro claras, todavía no se ha podido determinar el sexo.

El nacimiento es otro éxito que Bioparc Valencia ha conseguido en los trabajos de conservación exsitu  e insitu, a través de la Fundación Bioparc en Senegal, al amparo de la Instituto Jane Goodall, con esta subespecie de chimpacé desde sus inicios. Los mellizos pertenecen a la subespecie de chimpancé más amenazada de las cuatro que existen en el mundo. Bioparc Valencia suma este éxito a otros nacimientos del grupo reproductor consolidado de la subespecie Pan troglodytes verus con que cuenta el parque. El anterior fue el pequeño Coco de tan sólo 7 meses.

El “grupo valenciano” está formado por un macho de 31 años, Moreno, cinco hembras y su prole: Malin de 29 años y Py de 15 años, que llegaron de Boras Djurpark (Suecia); 3 hermanas procedentes de Bioparc Fuengirola, Eva de 23 años, Natalia de 15 años y Noelia de 11 años que es la madre de Coco. 

 

Imágenes: Bioparc Valencia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.