Es uno de los concursos más curiosos que se celebran cada año, y en este 2019 tenemos un finalista valenciano entre ellos. Hablamos del Árbol Europeo del Año, una competición en la que 15 candidatos de otros tantos países europeos participan cada año, no por su belleza, sino por la historia o anécdotas que tengan detrás de ellos. En esta ocasión, son ejemplares de Bélgica, Croacia, Bulgaria, República Checa, Francia, Hungría, Lituania, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Reino Unido y Rusia, que compiten junto con España por este galardón en cuya organización participa FSC España como patrocinador de nuestro país.

¿Y cuál es ese árbol que nos representará en este acontecimiento? Pues no es otro que el centenario Olmo de Navajas, ubicado en esta localidad de Castellón, y que fue elegido por votación popular el pasado mes de noviembre de 2018, con más de 95.000 votos, y superando entonces a otros diez ejemplares españoles que optaban a ser nuestro representante de este Eurovisión vegetal tan divertido. De hecho, en segundo lugar quedó la Palmera Imperial de Elche.

Ahora, el público podrá votar por su árbol favorito a través de una votación popular online y secreta, a través de la web oficial del evento (podéis acceder en este mismo enlace) y que finaliza el próximo 28 de febrero. El ganador se dará a conocer el próximo 21 de marzo, Día Forestal Mundial, en una ceremonia que tendrá lugar en el Parlamento Europeo, y que contará con la presencia del Director General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja.

El Olmo centenario de Navajas es uno de los mayores orgullos históricos que tenemos, ya que se encuentra en un pueblo donde originariamente era la agricultura el principal sustento y donde siempre se ha profesado un gran amor y respeto a los árboles. En la placa que rememora su origen se puede leer “Este Olmo fue plantado por Roque Pastor en el año 1636”, dato con el que podemos justificar sus actuales 382 años presidiendo nuestras vidas en la Plaza del Olmo.

Continuando con los datos históricos hay que añadir que su plantación respondió a la necesidad de afirmar y reforzar lazos entre los nuevos repobladores cristianos tras la expulsión de los moriscos, teniendo como símbolo de esa unión el magnífico ejemplar de olmo que a día de hoy todavía conservamos en la Plaza, “Nuestro Olmo”. Desde entonces y durante todos estos años, El Olmo ha contemplado, asegura la candidatura, “el paso de generaciones, ha estado presente en nuestras alegrías y en nuestras tristezas. Pero no sólo está en la plaza, presidiendo la vida del pueblo, sino en el corazón de cada navajero, de nacimiento o de sentimiento.

Y como aquellos antecesores, también nosotros afirmamos nuestra voluntad comunitaria de convivencia, respeto y tolerancia, cada vez que nos reunimos bajo su sombra que cobija nuestro recreo, nuestras fiestas, y cualquier evento que se realice en la localidad”. ¿Será él el árbol europeo del año? ¡Vota por el candidato español!

Imágenes: Árbol Europeo del Año

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.