La Fundación Bancaja en Valencia presenta dos exposiciones relacionadas con la figura del malagueño Pablo Picasso que podremos disfrutar durante el primer tercio del año 2019. Por un lado está la exposición Picasso y la paz, realizada por personas con diversidad funcional de 20 centros de Valencia que han creado su propia versión de los grabados Manos unidas, una serie de cuatro litografías con diferentes versiones de la paloma de la paz que están presentes en la exposición Picasso. La alegría de vivir, que se podrá visitar en el Centro Cultural Bancaja hasta el próximo mes de marzo.

La paloma protagonista de estos grabados se convirtió en la imagen del Primer Consejo Mundial de la Paz, celebrado en 1949 en París, y posteriormente en todo un símbolo del siglo XX. La obra, una litografía, la realizó Picasso en el mes de enero de ese mismo año en el taller del grabador Fernand Mourlot en París. La imagen constaba de una composición sencilla, una única figura de una paloma blanca que destacaba sobre un fondo negro. De esta obra se realizaron cincuenta impresiones firmadas y numeradas, más cinco pruebas de artista para la galería Louise Leiris. En 2019 hace 70 años que Picasso pintó esta obra, un icono internacional.

Los centros participantes han versionado esa imagen y han creado sus propias obras sobre platos de cerámica bizcochada. En el proyecto se aúnan dos grandes facetas del universo picassiano: por una parte, el icono de la paloma de la paz y, por otra, un material como la cerámica que Picasso utilizó en algunas de sus obras. La obra conjunta estará expuesta hasta el 31 de marzo.

La inauguración de esta exposición cierra las actividades de la novena edición de la Semana D-Capacidad Fundación Bancaja, una iniciativa de sensibilización social que se desarrolla cada año con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el 3 de diciembre, con el objetivo de concienciar sobre la necesidad de la integración de este colectivo y de utilizar la experiencia artística como vía para la inclusión.

Además, la misma Fundación Bancaja presenta la exposición Picasso. La alegría de vivir, que podrá visitarse hasta el próximo mes de marzo en el Centro Cultural Bancaja de Valencia. La muestra reúne una selección de más de 170 obras entre óleos, grabados, dibujos, litografías, estampas y cerámicas que reflejan la actitud vital que mantuvo Picasso a lo largo de toda su vida, caracterizada por lo que los franceses llaman la “joie de vivre” y que en español podríamos traducir como la alegría de vivir, y que pasó a convertirse en una filosofía de vida que plasmó en toda su obra.

La selección de obras que conforman la muestra está formada por fondos de la Colección Fundación Bancaja junto a otras piezas cedidas por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el Museo Picasso de Málaga, el Museo Thyssen-Bornemisza. Colección Carmen Thyssen, la Fundación Picasso Museo Casa Natal, la Fundación Banco Santander, Artium Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo, así como colecciones particulares.

La exposición, comisariada por Javier Molins, crítico de arte y doctor en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia, hace un recorrido por distintas temáticas de la obra del malagueño en las que subyace ese lema de vida. De este modo, se puede contemplar la sensualidad de un tema como el del pintor y la modelo, que también cultivó en diversas etapas creativas; el universo del circo y los payasos; el mundo de las corridas de toros y del minotauro; o el colorido de la música y la danza que plasmó en los numerosos ballets para los que diseñó el vestuario.

También el arte primitivo, compuesto por máscaras africanas que coleccionó y que le sirvieron de inspiración para muchas de sus obras; la cultura mediterránea, que trasladó a infinidad de cerámicas a lo largo de toda su vida; sus estancias en la Costa Azul y en especial en la villa La Californie, donde creó algunas de sus obras más conocidas, como las distintas versiones que realizó de Las Meninas de Velázquez; o la admiración hacia los grandes maestros de la pintura que tantas veces le sirvieron como fuente de inspiración para su propia obra.

Con motivo de la exposición se ha editado un catálogo con la reproducción de las obras presentes en la exposición y el texto crítico del comisario, Javier Molins. Además, con el objetivo de acercar la obra de Picasso a los más pequeños, se desarrollarán talleres didácticos gratuitos durante los sábados de febrero y marzo para que niños y niñas de 8 a 12 años creen sus propias composiciones inspiradas en el imaginario y la técnica del artista malagueño.

Junto a esto, se podrá visitar también la muestra Picasso y la paz, enmarcada en la 9ª Semana D-Capacidad Fundación Bancaja. Realizada por personas con diversidad funcional de veinte centros de València, la exposición recoge diferentes versiones de los grabados que el artista malagueño dedicó a la paloma, una imagen que se convirtió en la seña del Primer Congreso Mundial de Partidarios de la Paz y posteriormente en todo un símbolo del siglo XX.

La exposición puede visitarse hasta el 31 de marzo de 2019 en la sede de la Fundación Bancaja en Valencia (plaza Tetuán, 23) con entrada gratuita de martes a domingo de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas, y los lunes de 10.00 a 14.00 horas.

Imágenes: Fundación Bancaja

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.