Eurovisión 2018 estará marcado para siempre por la historia por ser uno de los años con más países participantes. Un total de 43 Estados han decidido sumarse este año al concurso musical europeo (…) por excelencia y eso hace todavía más difícil la competición. Estilos, letras e intenciones muy diferentes, con artistas con muchas cualidades y que defienden sus temas con maestría. Pero, después de la criba de las dos Semifinales, que tendrán lugar el martes 8 y el jueves 10, a la gran final del día 12 de mayo, la más vista sin duda, solo llegarán 26 países.

Y hacer un ranking para decidir qué 26 actuaciones son las mejores y las que deben estar en esta gala de sábado es verdaderamente complicado. Sin embargo, en You Valencia nos hemos aprendido la lección y una vez escuchadas y analizadas todas, es momento de decidir qué países merecen ser escuchados por segunda vez (casi primera, en el caso del Big Five y el anfitrión, Portugal). ¿Estáis preparados para conocer a nuestro TOP26…? Os adelantamos que no están todos. Hay sorpresa.

26- MOLDAVIA

Abrimos este ranking con uno de nuestros países más adorados en el Festival. Desde 2005 que participa, Moldavia siempre suele entregar la nota de color, la ligeramente discordante, la folclórica o la poderosa. Llevaban tres años sin clasificarse para la final, pero el año pasado fueron terceros. Es esta clase de anécdotas que arrollan toda clase de críticas habituales a Eurovisión. Nunca han ganado, y es posible que con este tema tampoco. Pero lo cierto es que DoReDos nos propone una actuación divertida, amena, llena de baile y con toda la gracia moldava que pueden mostrar. A nosotros nos encanta su toque feria, recuperando esos estribillos de hace veinte años. Se merece una final sin duda.

25- FINLANDIA

Hablar de Finlandia en Eurovisión es hablar de una montaña rusa. Ganaron con su Hard Rock Hallelujah en 2006 y contra todo pronóstico. Sin embargo, después de eso, se han quedado en Semifinales en cinco ocasiones (llevan sin clasificarse desde 2014) y tienen, ojo al dato, nueve últimas posiciones en la gran final. Un reto el poder quedar bien parece que tiene Saara Aalto, pero su tema es movido, positivo, enérgico y derrocha torrente vocal en una escenografía cargada de música y con estribillos pegadizos. La plaza en la Final la tiene casi obligada, y nosotros confiamos en que, incluso, sume más puestos de los que le hemos otorgado nosotros. Engancha.

24- BIELORRUSIA

Bielorrusia nos ofrece este año un tema diferente, un poco siniestro, que Alekseev defiende con una de las mejores voces del Festival, llena de matices y capaz de bajar y subir por todo el pentagrama musical con tranquilidad. Su medio tiempo tiene rasgos de rock que nos encantan, y su directo podría ser capaz de arrastrar bastantes votos, aunque resulta inquietante. Bielorrusia participa en Eurovisión desde 2004, y tiene solo cinco clasificaciones a la final (frente a nueve veces en las que ha quedado fuera). Su mejor posición ha sido un sexto puesto en 2007. ¿Logrará mejorarlo?

23- PAÍSES BAJOS

Escuchando las notas de esta canción, pocos adivinarían que se trata de Países Bajos. Pero es que Waylon vuelve a Eurovisión con uno de los temas más countries que se hayan presentado. Su voz tan particular es fácil de reconocer, y seguro que todos se acuerdan de que ya estuvo en el Festival de 2014. Y quedó segundo. Una merecida posición tras ocho actuaciones consecutivas que quedaron fuera (todo un récord desastroso). Por eso, este año vuelve con mucha energía, una voz desgarrada y un tema que va creciendo conforme pasan los segundos, llegando a un apoteosis final que nos chifla. Enhorabuena por esta propuesta arriesgada que, seguramente, tenga también su pase a la final más que asegurado. Suerte.

22- PORTUGAL

Portugal es la anfitriona este año, y eso siempre puede implicar el relajarse un poco, o el querer repetir triunfo. Parece que nuestros vecinos han querido apostar más bien por lo segundo, aunque esta balada tan lenta de Cláudia Pascoal no logrará, seguramente, entrar al TOP10. Es intensa pero demasiado relajada, con una letra muy bonita y un sencillo pero exquisito directo, gracias al poder vocal de la portuguesa. Seguramente, a muchos les recuerde al propio Amar pelos dois, pero hay claras diferencias. Portugal ya está en la final, por lo que hasta el sábado no tendremos que sufrir con ella. Veremos qué ocurre.

21- IRLANDA

Irlanda es país récord absoluto en Eurovisión. Es el país con más victorias, siete, y tres de ellas fueron consecutivas, en los años 1992, 1993 y 1994. Y luego, en 1996, volvieron a ganar. Desde entonces han ido de caída libre y, de hecho, llevan cuatro años seguidos quedándose sin final. Además, su último pase a la final se saldó con una última posición. Pequeño desastre que Ryan tratará de arreglar con esta balada que, sin demasiadas aspiraciones, tiene un directo bonito, simplista pero efectivo, con un claro guiño al público LGTBI y una pareja de bailarines al más puro estilo City of stars que a nosotros nos encanta. Es un tema lento pero bonito, agradable de escuchar siempre. Confiamos en que la suerte acompañe de nuevo a Irlanda este año. Ya merece que la reconozcan un poco.

20- BÉLGICA

Bélgica parece vivir un momento dulce. Desde 2005 habían sido eliminados de la final en ocho ocasiones (cinco de ellas, seguidas), pero en los tres últimos años han sido cuartos, décimos y cuartos otra vez. Porque han querido arriesgar, ofrecernos temas con matices distintos y cantantes capaces de ofrecer de los mejores directos del Festival. Para este 2018 se han reservado a Sennek quien nos canta una canción que bien podría incorporarse a alguna película de James Bond. Suena distinta, nocturna y misteriosa. Y eso nos encanta. Sus estribillos son muy pegadizos, y las estrofas, pura delicia. Falla en su escenografía. Veremos si el público la salva o no. Todo podría ocurrir con ella.

19- SUIZA

Suiza es puro rock este año, y lo hace con una canción que también suena a Banda Sonora Original de alguna película misteriosa, con poder y garra. Así es este Stones, una letra ligeramente reivindicativa y un directo más que satisfactorio para unos estribillos que consiguen calar en la cabeza de cualquiera. A nosotros nos encanta, y aunque creemos que es posible que no se clasifique tan alta, confiaremos en que sepan valorarla como toca. Suiza lleva sin pasar a la final tres años seguidos. Y solo lo ha hecho en dos ocasiones desde 2007. A pesar de ello, pueden alardear de tener dos victorias significativas. La primera de todo Eurovisión. Y la última, en 1988, con Céline Dion. Casi nada.

18- LETONIA

Laura Rizzotto nos traslada a otro mundo con este Funny girl que suena muy sensual, extremadamente provocativo y lleno de matices con una voz diferente, llena de soul y capaz de conquistar a todo el mundo. Su canción no llega a ser lo apoteósica que debería, pero es cierto que alcanza ritmos bastante correctos y acertados que a nosotros nos han gustado mucho, y por eso la clasificamos bastante digna. Letonia, además, necesita un nuevo empujón. Participa en el Festival desde el año 2000, y a pesar de que en sus tres primeros años de historia consiguió una medalla de bronce y una victoria, en los últimos años no ha sabido acertar. Desde 2009 solo ha clasificado dos canciones para la final. A Laura le va a hacer falta toda la suerte del mundo. Parece que su país está marcado por el no.

17- GRECIA

En el otro lado de la moneda de las malas rachas de Eurovisión se halla Grecia. Su única victoria fue en 2005 con el mítico My number one, pero solo en una ocasión han quedado fuera de la final. Tienen nueve TOP10 desde 2004, y es que Grecia sabe cómo triunfar en el Festival. Su toque folclórico y temas que se mueven desde pop mediterráneos hasta grandes baladas han conquistado siempre al público europeo. Este año, Yianna prueba con un tema íntegro en griego, una balada intensa, fuerte y que nos recuerda a las primeras participaciones de Grecia en Eurovisión. Está llamada a clasificarse muy bien, y es que no hay un solo “pero” que ponerle, salvo que tiene a grandes contrincantes que podrían hacerle algo de sombra. Su último minuto es brutal.

16- UCRANIA

Ucrania participa en Eurovisión este año con una de esas canciones que pueden ser perfectamente el triunfo del año, o el peor clasificado. Estribillos pegadizos, ritmo creciente y una escenografía realmente arriesgada, llamativa y con mucho fuego. Es Ucrania, amigos. Quieren ir siempre a por todas y, en realidad, suelen conseguirlo. Por eso no es de extrañar que Melovin se clasifique bien. Su canción es fácil de cantar, su imagen es curiosa, y desprende un aura de energía y de ritmo oscuro que nos encanta, hasta el punto de que hemos llegado a tenerla en el TOP10 en algunos momentos. Y no descartamos subirla de nuevo. Ucrania concursa en el Festival desde 2003 y siempre ha ido a la final. Siempre. Tiene dos victorias y otros tres podios. Habrá que tenerla en cuenta, porque es evidente que saben tocar las teclas oportunas. Nunca mejor dicho con Melovin. Enorme.

15- REINO UNIDO

Primer país del bloque de eternos finalistas que nos aparece en este TOP43 de 2018. Y es todo un récord. Jamás ha tenido el bloque del Big Five tan buena calidad. Y a pesar de que Reino Unido es este año una de las canciones más odiadas, a nosotros el Storm de SuRie nos parece un tema a tener en cuenta. Nos presenta estribillos fáciles pero efectivos, con una canción realmente positiva y que nos hace sonreír en todo momento. Además, Susanna nos parece adorable y nos encanta. Por todo ello, esperemos que Reino Unido rompa su racha y logre una clasificación a la altura. Porque a pesar de ser siempre finalista, los ingleses no suben al TOP10 desde 2009. De hecho, tienen tres últimas posiciones desde 2003. También es cierto que ostentan quince medallas de plata en Eurovisión, y otras cinco victorias. Todo puede ser con ellos. Nosotros los tenemos bien arriba. Por cierto, SuRie fue corista y bailarina de Bélgica en Eurovisión durante los años 2014 y 2015.

14- ITALIA

Italia parece haberle cogido gusto a Eurovisión, y desde que volvieron a concursar, en 2011, lo hacen con acierto en todas sus propuestas. El año pasado eran nuestra apuesta a ganar con el genial Francesco Gabbani, y este año se nos quedan a las puertas de subir de nuevo al TOP10. Ermal y Fabrizio compiten en dúo con este tema realmente reivindicativo, provocador y consistente. Letra política, religiosa y bélica para remover conciencias con un ritmo repetitivo y que tiene verdaderas aspiraciones, pero al que le falta algo más de garra. Quizá es que la han dejado toda para cada verso, en el que no faltan las guerras y atentados, incluido el de Las Ramblas de nuestra Barcelona. Nos gusta, nos gusta mucho. Y suena a Italia, que es lo que toca. Irán a la final seguro, porque ya tienen su plaza fija. Pero ahora habrá que ver si conquistan con una sola actuación al público europeo al que últimamente las letras preocupan más que en el pasado. Sin duda, darán de qué hablar.

13- BULGARIA

Quién le diría a Bulgaria, tras seis años seguidos sin clasificarse, y los dos siguientes retirados de la competición, que volvería con tanta fuerza. En 2016 fueron cuartos, el año pasado, segundos. Y este año arrasan en las casas de apuestas hasta el punto de que ni siquiera se descarta un triunfo. Es la magia de Eurovisión y de una canción coral, llena de fuerza, y con una armonía tremenda entre sus cinco integrantes, unidos adrede para concursar en el Festival. Y de qué manera. El Bones es una de las grandes baladas de este año, y tanto torrente vocal merece un premio, seguro. Peleará por las grandes puntuaciones. Nosotros los dejamos en el puesto 13º.

12- AUSTRIA

Desde que Conchita Wurst obtuvo la segunda victoria para Austria en Eurovisión, en 2014, el país se ha clasificado todos los años para la final. No nos cabe duda de que Cesár Sampson merece también el mismo regalo a una voz con carácter, con esa fuerza negra que nos ofrece y que ya nos es conocida en Eurovisión. Porque el austriaco estuvo el año pasado en el Festival. También el año anterior. Ambos, representando como corista a Bulgaria. Este año ha logrado ser cabeza de cartel, y por su país. Y lo hace con un medio tiempo con toques de soul y unos estribillos absolutamente pegadizos a los que no les hace falta ningún artificio. Una propuesta sobresaliente.

11- AUSTRALIA

La participación de Australia en Eurovisión ha dejado de ser una anécdota o una sorpresa. Lo raro es que, por primera vez, no figure en mi TOP10. Quizá entre cuando conozcamos a los finalistas definitivos. De momento, Jessica Mauboy se queda 11ª con una balada de esas que suenan a Disney, a princesa de cuento, a anuncio de Anatomía de Grey en Divinity. Voz prodigiosa la de Jessica, vieja conocida del Festival. Ella fue la primera no representante de Australia en el concurso. Y decimos no representante porque ella actuó en 2014 como artista invitada. Un mérito que se convirtió en pase directo a la final al año siguiente para su país. Quedaron quintos. Tres participaciones, y tres finales, todas ellas por encima del noveno puesto. Porque ya lo habéis escuchado. Australia concursa con todo, y no deja detalle. El We got love es todo un himno diva Popstars que nos chifla, pero que se nos queda, de momento, al filo de recibir puntos. Eso sí, confiamos en una nueva final para el país oceánico. Qué envidia.

Una vez conocido el TOP26, está claro cuáles son nuestros países favoritos de este año, ¿verdad? Todo eurofan que haya ido descontando verá que nuestro TOP10 está compuesto por Alemania, Azerbaiyán, Chipre, Estonia, Francia, Israel, Noruega, República Checa, Suecia y… Sí, España. ¿Queréis conocer qué puntos les daríamos a cada uno de ellos? Habrá que esperar.

Imágenes: Eurovision Song Contest

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.