Estamos en verano, hace demasiado calor, y el sol aprieta fuerte, dejándonos un paisaje especialmente brillante claro, que puede cegarnos la vista. Sin embargo, cometemos un gran error: Escoger las gafas menos adecuadas para afrontar esta situación, lo que puede causar más daños a nuestra visión. Así lo asegura el Departamento de Óptica, Farmacología y Anatomía de la Universidad de Alicante (UA), quienes recomiendan el uso exclusivo de gafas de sol homologadas con el sello de la Comunidad Europea (CE) para evitar perjudicarnos seriamente la vista tras una larga exposición al sol, sobre todo, dicen, entre las 10.00 y las 16.00 horas.

Y aunque el consejo parece muy básico, no todos parecemos seguir este gesto tan básico como buscar unas gafas de sol que, efectivamente, estén marcadas con el sello CE. Pero es que los expertos, además, nos indican que otro elemento importante para decidirnos por una u otra gafa es que su adquisición «esté supervisada por un óptico u optometrista«. Porque a pesar de que la mayor parte de la radiación nociva que proviene del sol es absorbida por la atmósfera, a la superficie terrestre continúan llegando rayos ultravioleta suficientes como para «causar quemaduras de piel y, también, complicaciones oculares en la retina y la córnea».

De hecho, «cada hora que en verano nos dedicamos a exponernos al sol, incrementamos un 4% la posibilidad de desarrollar alteraciones en la estructura del cristalino». Tanto es así, que el uso de gafas de sol homologadas durante esta franja horaria del mediodía puede reducir la posibilidad en un 2%. Además, estos mismos expertos de la UA alertan de que «la radiación ultravioleta produce un efecto acumulativo» que podría desencadenar en «problemas como una mala visión de forma progresiva, degeneraciones maculares o la aparición de un pterigión, un tejido que invade la córnea, conocido coloquialmente como la palmera».

Así pues, las gafas de sol se convierten en nuestro aliado cada verano, porque en ciudades como Valencia se debe prestar especial atención a la protección de nuestros ojos frente al sol, sobre todo, desde junio y hasta agosto. Eso sí, la libertad de elección de nuestras gafas es total. Tanto, que ni siquiera tópicos como el color del cristal pueden mejorar o no nuestra vista ante el sol. De hecho, los expertos consultados de la UA confirman que «el color de los cristales no es un factor crucial en la elección de la gafa, porque no es un indicativo de la protección que ofrece».

Por eso, recalcan que «se debe consultar el grado de filtración y el marcado CE con un óptico», ya que estos profesionales nos pueden indicar la idoneidad del grado de filtración y coloración del filtro que seleccione. Otro aspecto importante es conocer el grado de filtración necesario para el entorno y la actividad en que la utilizamos. De acuerdo con la normativa europea sobre gafas de sol, los filtros de protección solar se clasifican en cinco categorías, del 0 al 4. En el caso de que usemos las gafas para conducir, es correcto el uso de una protección de categoría 1, 2 o 3; no usando jamás la 4 ya que podría dificultar la percepción de las señales de tráfico.

En verano, y en la capital del Turia, con una protección categoría 2 o 3 es más que suficiente, pero en el caso de que practiquemos deportes de agua o en alta montaña, donde existe una reflexión de la luz solar considerablemente, sería adecuado utilizar una protección 4. Y, como no es de extrañar, los expertos nos recomiendan poner especial atención y cuidado en los más pequeños y las personas mayores, ya que son los más sensibles a la radiación ultravioleta, debido a que el cristalino resulta muy transparente hasta la adolescencia.

En este sentido, es recomendable el uso de filtros de las categorías 2 y 3, así como de lentes y varillas muy resistentes. En el caso de las personas mayores se recomienda la misma categoría que para los niños. Así que ya sabéis, este verano, a seguir el consejo profesional y usar las mejores gafas de sol sin que nadie nos confunda. Podremos ver mejor, y a la larga, proteger nuestra visión y a nuestros ojos.

Imágenes: (cc)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

2 thoughts on “Cómo elegir las mejores gafas de sol para estos meses de verano”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.