La primera semifinal de Eurovisión 2017 se ha celebrado por todo lo alto en Kiev, la capital de Ucrania, este martes 9 de mayo. Y en una velada de infarto Europa ha elegido a los diez finalistas que se suman a la lista de otros seis ya clasificados: Ucrania, por ser anfitriona y vencedora de 2016, y el grupo del Big 5, los cinco países que más contribuyen económicamente a que el Festival se organice (España, Italia, Francia, Reino Unido y Alemania). Dos horas de actuaciones muy diferentes entre sí, pero con un denominador común: el inglés. De 18 propuestas, salvo la de Portugal -que cantaba en portugués-, todas interpretaban en riguroso directo sus canciones en inglés. Dicen que es un aliciente para clasificarse y llegar a Europa, pero lo cierto es que Portugal ha pasado a la gran final. Y no contra todo pronóstico.

Porque Salvador Sobral es uno de los grandes favoritos a llevarse el triunfo este año. Su balada Amar pelos dois es una oda al amor más puro y sincero, y el portugués lo interpreta lento, pausado, algo histriónico y de manera muy íntima. Seguramente quede bien clasificado en la gran final del sábado 13 de mayo. Y cuidado si no llega incluso a ganar. Fuera de esta posibilidad han quedado ya ocho países. Ocho actuaciones han sido eliminadas este martes. Algunas, con cierta sorpresa. Georgia, la República Checa, Albania y Finlandia quedaban fuera las cuatro, pese a derrochar potencia de voz en sus respectivas cantantes, todas mujeres.

La calidad vocal de estos cuatro países no ha sido suficiente para asegurarles el pase y, de hecho, los eurofans españoles han sentido especialmente la ausencia de Finlandia, gran favorita también en las casas de apuestas, o de Georgia, a la que muchos veían una segunda Conchita Wurst, con una canción que parece una banda sonora de James Bond. Otra balada más, la de Eslovenia, tampoco ha podido pasar a la gran final. Y eso que su intérprete actuaba de manera todavía más arriesgada. Completamente solo y sin coristas. Pero no ha logrado triunfar su On my way, a pesar de ser uno de los grandes directos de la noche.

Finalmente, Montenegro, Islandia y Letonia también han quedado fuera. Eran la parte más excéntrica del Festival, el trío de propuestas alternativas, electrónicas e, incluso, frikis, si uno quiere etiquetar a estas actuaciones tan diferentes. Ni la trenza de Slavko, ni la superheroína de Svala ni tampoco los coloridos Triana Park. Los tres están ya fuera de cualquier opción a triunfo, sorprendiendo a muchos eurofans, ya que todos tenían una gran legión de seguidores, precisamente, por ser lo más desenfadado de Eurovisión este año.

Sí han logrado clasificarse Bélgica y Australia, dos de las grandes favoritas de esta primera semifinal, pero que han realizado ambas un pésimo directo, con algunos desafines sonoros y notas fuera de lo permisible. Dos baladas intensas que mucho han de crecer en la final. Aunque, ya se sabe, hay veces que en Eurovisión se perdona todo. Polonia también ha logrado clasificarse, con un buen directo y una canción más mediocre, pero que ha logrado encandilar un año más a Europa, que ya tuvo el año pasado un buen puñado de puntos gracias al televoto, que los ascendió desde casi las últimas plazas. Veremos si repiten hazaña.

El resto de clasificados, temas bailables, más o menos discotequeros, y que animarán sin duda una final que se avecinaba llena de medios tiempos y canciones lentas y desgarradoras. Chipre ha pasado casi plagiando la actuación de Sergey Lazarev (Rusia) el año pasado, y que lo dejó tercero. Sus estribillos enganchan, como ocurre con los de Grecia o Azerbaiyán, quienes también se han vuelto a clasificar, con canciones movidas, que piden mover el cuerpo y salir a tomar una copa. Moldavia y su Epic Sax Guy también están dentro de la final, como cabía de esperar. Son una de las gamberradas del año, y bien aceptadas en esta semifinal.

Suecia y Armenia han completado la lista de vencedores esta primera noche de Eurovisión 2017. El primero era un claro favorito, haciendo podio en todas las apuestas y con unas cintas andadoras que no permiten descanso a la actuación, que luce muchísimo en directo. Armenia, por su parte, vuelve a mostrar ritmos folclóricos de los que tanto gustan en el Este de Europa, lo que podría arañar muchos votos por su exotismo y viveza.

Una primera semifinal que, por cierto, clasifica a ocho de nuestros diez favoritos de esta noche, al TOP 6 al completo. Por lo que nos deja felices y satisfechos. A título personal de este periodista, lamentable que no podamos volver a oír a Georgia y Eslovenia. Ojalá hubieran pasado. Se lo merecían. Como también merecíamos una ceremonia algo mejor. La realización de la mayoría de actuaciones pudo mejorar mucho. También la fluidez y elocuencia de los tres presentadores, que este año son tres hombres. Las actuaciones de los “descansos” tampoco fueron una maravilla. Pero cantó Jamala,  y nos callamos rápido. El jueves, más y mejor. Llega la segunda semifinal. Y allí conoceremos a la lista completa de 26 países que compiten por ganar Eurovisión 2017. Suerte a todos.

Imágenes: Eurovision.tv

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.