Desde este este miércoles 1 de abril, y por tiempo indefinido, Valencia está de luto oficial. Así lo ha anunciado el propio Ayuntamiento de la ciudad en un comunicado de prensa, a solicitud de la oposición, que había demandado tanto al alcalde como al Gobierno local que decretasen alguna medida, aunque fuese simbólica, como gesto de luto y duelo por las víctimas mortales que el COVID-19, más conocido como Coronavirus, ha dejado tanto en la capital del Turia como en el resto de Valencia. De esta manera, y según se ha acordado, varios monumentos urbanos permanecerán sin iluminación, se ha colgado una pancarta del balcón del Ayuntamiento, y las banderas ondearán a media asta.

La Comisión Municipal de Seguimiento de la pandemia por COVID-19 ha aprobado este miércoles declarar desde hoy luto oficial en la ciudad de Valencia como señal de duelo por todas las personas afectadas por la enfermedad y por aquellas que, lamentablemente, han fallecido. Por este motivo, determinados monumentos de la ciudad permanecerán sin iluminación, las banderas ondearán a media asta, y del balcón principal de Ayuntamiento cuelga ya una pancarta conmemorativa.

Así lo ha anunciado el alcalde, al término de la reunión de la Comisión, junto a los vicealcaldes. «El Ayuntamiento de Valencia lleva a cabo esta señal de duelo por esta situación que está haciendo especialmente dura emocionalmente para los ciudadanos y las ciudadanas. A la terrible tragedia de perder a personas queridas se una la imposibilidad de llorarlas y despedirlas«, ha lamentado respecto al luto. Por ello, se ha dirigido a toda la ciudadanía para expresar «la tremenda consternación del Ayuntamiento» y el compromiso de «continuar trabajando para que esta situación pase lo más pronto posible».

En la misma declaración ha informado de que «el Ayuntamiento protegerá a la ciudadanía con todos los mecanismos que tenemos a nuestro alrededor para para mitigar las consecuencias de esta crisis sanitaria». El alcalde ha tenido palabras de solidaridad, en nombre del Gobierno de la ciudad, hacia las personas que han perdido familiares y amigos en el contexto de esta pandemia: «Nada puede paliar la pérdida de un ser querido a consecuencia de la enfermedad. Además, las circunstancias dificultan el acompañamiento de enfermos o fallecidos. Por eso, el Ayuntamiento de Valencia se suma a su dolor con la declaración de un duelo o luto continuado hasta que superemos esta crisis».

El alcalde ha encomendado a la concejala de Gestión de Recursos, la aplicación de las medidas que acompañan esta declaración de duelo, y que consisten en el apagado de monumentos, el simbolismo de las banderas y la colocación de una pancarta en la fachada principal del edificio consistorial. En total, se ha acordado apagar 56 monumentos (20 de la zona norte y 36 de la zona sur); entre ellos, esculturas en las rotondas, iglesias, plazas, edificios públicos y monumentos.

Entre los monumentos que simbolizarán con su apagado el duelo de la ciudad están la Lonja de la Seda, la iglesia de los Santos Juanes, las Torres de Quart, las Torres de Serranos, el Palacio del Temple, el Palacio de Justicia, la Catedral y el Micalet, el Palacio del Marqués de Dos Aguas, las iglesias de San Martín y del Carmen, el Museo de la Ciudad, la Porta de la Mar y la plaza del Ayuntamiento.

Además, se izarán a media asta las banderas de la Casa Consistorial (dependencias de la plaza del Ayuntamiento, de la calle Amadeo de Saboya y las alcaldías de las pedanías de Valencia), La Lonja, las Torres de Quart y de los Serranos, la plaza de la Armada Española y algunos Organismos Autónomos Municipales, OAM, como el Palau de la Música o el Palacio de Congresos. Asimismo, también en los retenes de la Policía Local, parques de Bomberos y Parc Central.

Al término de la reunión de la Comisión de Seguimiento, el alcalde de Valencia ha mantenido una reunión vía telefónica con el arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, en la que el primer edil ha abordado la actual situación con el representante eclesial. Ambos han señalado la necesidad de abrir vías de colaboración para poder disponer de espacios de la iglesia, si fueran necesarios en cualquier momento durante esta crisis. El alcalde ha valorado de manera muy positiva la receptividad del Arzobispado y su voluntad de colaboración en bien de toda la ciudadanía de Valencia.

Imágenes: Ayuntamiento de Valencia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.