La noticia saltaba en el mes de julio en algunos portales especializados en Eurovisión, pero no ha sido hasta ahora, en diciembre, cuando se han hecho eco los medios de comunicación nacionales. Y es que, al parecer, la Unión Europea de Radiodifusión (UER), entidad organizadora del Festival de Eurovisión, ha rechazado el ingreso de la televisión catalana, TV3, para poder integrarse como un miembro más de pleno derecho y, por consiguiente, poder participar en el concurso musical que cada mes de mayo invade los hogares de toda Europa.

Todo se iniciaba este verano, cuando la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), presidida por Núria Llorach, solicitaba su acceso a la UER, alegando que Cataluña “es una nación que ejerce su autogobierno por medio de instituciones propias, constituida como Comunidad Autónoma de acuerdo con la Constitución” española, y aseguraban además que “el catalán alcanza un 85% de penetración en algunas regiones de España”, insistiendo en que el país reconocía el idioma catalán casi como suyo, y aduciendo que la TV3 tiene “la misma importancia que otros análogos europeos”, como “el caso de Gales”, que desde hace dos años participa en Eurovisión Junior.

Sin embargo, y tal y como apuntaba la web Eurofestivales en verano, y ahora también El Español, la UER habría rechazado por carta esta petición de los medios catalanes, argumentando que ni la CCMA ni la TV3 reúnen “los requisitos necesarios” para ingresar en el ente europeo, porque “Cataluña no es un país miembro del Consejo de Europa o de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU, por sus siglas en inglés)” y que esta televisión es meramente “una emisora de carácter regional de España, sin la importancia” que sí tiene Radio Televisión Española (RTVE) en el país.

La carta deja claro que la “CCMA no cumple los criterios para su admisión, porque los estatutos de esta organización no prevén que una televisión regional de una comunidad que pertenece a un estado miembro participe de manera independiente”, tal y como aseguran ambos medios que, además, citan que este paso no es la primera vez que se produce. De hecho, en 1983, la TV3 ya intentó ingresar en Eurovisión, un hecho que les fue imposible y que también contó con la oposición de la propia RTVE.

La negativa de la UER ha llegado incluso al Govern catalán, mediante pregunta parlamentaria formulada por uno de los diputados de Ciudadanos, David Mejía. Lo cierto es que la última vez que se escuchó catalán en Eurovisión fue gracias a Andorra, que participó en el Festival desde 2004 y hasta 2009, de forma consecutiva, y siempre cantando sus canciones de forma íntegra en catalán o, al menos, con la mayor parte de su letra en esta lengua. El único de los casos en los que no fue así fue en 2008, cuando Gisela interpretó Casanova, con apenas un verso en catalán frente al resto de la canción en inglés.

Lo cierto es que en ninguna de sus seis participaciones Andorra pudo llegar a la final del Festival, fuera por sus propuestas en sí, por la singularidad del idioma o cualquier otro motivo. Y, desde 2010, se retiró del concurso, al que no pretende volver tampoco de momento la televisión pública andorrana. Así pues, y de momento, las aspiraciones de la TV3 y, con ellas, las del independentismo catalán, se han visto un poco mermadas. Llegado el caso, ¿creéis que Cataluña votaría a España en Eurovisión?

Imágenes: TV3 – Eurovisión

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.