El color, gran protagonista de la falla municipal de Valencia 2018

Su estructura tan de hoguera de San Juan y su poder de color ya lo conocía media Valencia, pero todavía quedaba la duda de que fuera realmente el boceto final, el proyecto que se plantará en las Fallas 2018 en la Plaza del Ayuntamiento de la capital del Turia. Porque a falta de unas horas del acto oficial de presentación, el proyecto de Latorre y Sanz y Okuda apareció en medios digitales, especializados en fiestas y en diarios de tirada regional. Corrió por las redes sociales y los grupos de WhatsApp y apenas algunos medios de comunicación, como You Valencia, quisieron esperar a que fuera oficial para darlo a conocer. Y así fue este pasado viernes 26 de mayo, cuando pudimos conocer finalmente el Equilibri universal que formará la falla municipal de Valencia en 2018.

El Palacio de la Exposición acogió el acto de presentación de los proyectos municipales 2018. Numerosos medios de comunicación, autoridades, amantes de la falla y curiosos se daban cita a las 19.00 horas para conocer el que será el trabajo de los artistas municipales. Hace unos meses se elegían de entre diversas propuestas los proyectos que se plantarán las próximas fallas de la mano de un jurado de expertos que tenía la dura tarea de elegir las fallas de todos los valencianos. José Latorre y Gabriel Sanz fueron los encargados de exponer los entresijos de Equilibri universal, la falla municipal 2018.

Ambos artista decidieron unir sus carreras en 1987, plantando en numerosas comisiones y en la Sección Especial, donde se han alzado con varios Ninots Indultats. Estos artistas formarán tándem con Okuda San Miguel, conocido diseñador, para crear una “propuesta innovadora y llena de color”. Okuda es licenciado en Bellas Artes y “reputado artista urbana de carácter internacional”. Antes de dar a conocer el boceto, los autores pudieron dar algunas pinceladas de lo que sería el proyecto. Destacando que Okuda “animará a los valencianos para que le ayuden a pintar la falla que superará los 20 metros de alto”.

Los artistas consideran que el estilo de Okuda “encaja a la perfección” con lo que ellos buscan ya que se “complementa con sus expectativas para interactuar con la falla”. El diseñador pintará partes de la falla y se reservará algunas para hacerlo en directo desde la plaza los días de la plantà, momentos habituales en los que esos llamados frikifallas (entre los cuales nos incluimos) realizan diferentes “rondas falleras”, visitando y conociendo en primera persona la evolución de cada monumento. Además, habrá superficies en la parte inferior para que el público pueda acercarse a pintar también junto al artista creando una actividad paralela y participativa en los días previos a fallas.

Tal y como informa Junta Central Fallera en su página web, “debido a sus característica artísticas, la falla utilizará como elemento principal la madera tanto en su estructura como en el volumen artístico exterior. Listones, varetas y tableros se verán en la obra ya que las figuras a base de polígonos casan bien con estos materiales, lo que influirá en que la cremà sea lo más limpia posible. La base de la falla constará de dos grandes escalones de color que realzarán la perspectiva, esta parte será la reservada para la decoración por parte de los valencianos en la plantà”.

Con la presentación se dio el pistoletazo de salida a las Fallas 2018. Ahora solo queda esperar para ver el resultado final en la Plaza del Ayuntamiento. ¿Tendrá mayor aceptación que el monumento de las pasadas Fallas 2017? Sin duda, muchos podrán realizar el chiste fácil de que “no hay color” entre ambos resultados. Hagan apuestas.

Imágenes: Junta Central Fallera

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

También puedes leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *