Ya se sabe que un día de Pascua, un tal Pepito lloraba porque no podía volar su cachirulo. Pero es que la tradición valenciana manda que durante los días pasajeros, toca mona, panquemao, llonganissa y, por supuesto, ‘empinar’ el cachirulo. Y es que no hay juego al aire libre que más llame la atención a los pequeños de la casa que el hacer volar una cometa en el campo o en la playa, aprovechando las rachas de viento en las tradicionales salidas por Pascua de las familias valencianas.

Los cachirulos de Pascua son una tradición que se pierde en el tiempo y seguro que más de uno recuerda las típicas formas hexagonales de esas cometas artesanales, que nuestros antepasados realizaban con papeles de colores vivos, cañas, cordel de hilo de palomar y una cola hecha con lazos de trapo. Con estos materiales y un poco de destreza, nuestros bisabuelos, abuelos e incluso padres, se han divertido montando con sus mayores sus tradicionales cachirulos, que surcaban los aires los días que duraba la Pascua.

Pero las cometas llegaron al mundo occidental desde la antigua China, concretamente al rededor del 1.200 a.C., donde se utilizaban con fines militares y que, además, servían de distracción en concursos y combates de estos artilugios voladores. Sobre el siglo XII ya se tiene constancia del uso de las cometas en Europa por niños y adultos como juguete, adquiriendo una rápida fama. Pero es por nuestras tierras, donde la artesanía se puso en marcha y creó los cachirulos, que pronto se pusieron de moda en las salidas al campo de los días de Pascua. El motivo, aprovechar las brisas que durante marzo y abril se levantan, para hacerlos volar, compitiendo con otros juegos pasajeros como la comba.

En Valencia, hasta el año 2017 se realizaba el Festival de Cometas Ciutat de Valéncia en la playa de la Malvarrosa, hasta que el cambio de gobierno municipal acabó con él, no sin antes cambiar su nombre a Festival del Aire, para dejarlo en el olvido durante los años 2018 y 2019. En esta playa, durante las 20 ediciones que se celebró, se dieron cita las mejores y más vistosas cometas de todos los tamaños y formas, con los más renombrados voladores de cometas.

Y aunque este año no podremos salir al campo o a la playa a celebrar los días de Pascua, nunca está demás preparar nuestros cachirulos para hacerlos volar en breve, cuando el cielo pueda volver a llenarse de estos voladores, como cuando ocurrió en el año 2017 y que podéis recrear en nuestros programa.

XX Festival del Viento

Imágenes: You Valencia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.