Ikea Valencia también ha querido mostrar su solidaridad con los sanitarios y la población en general, ante la crisis que estamos viviendo por el Covid-19. Así, la empresa sueca ha donado al Hospital Clínico Universitario de la ciudad las 4.430 unidades de material sanitario con las que contaba en sus instalaciones de Alfafar. La suma de todo lo donado por Ikea se desglosa en 600 mascarillas quirúrgicas y de protección, 3.800 guantes de nitrilo y 25 batas quirúrgicas y desechables, además de otros elementos como gafas de protección o pantallas faciales. Además, el Hospital General Universitario también ha tenido ayuda por parte de Ikea, de la que ha recibido cerca de 100 unidades del impermeable Frekvens, dado que puede resultar igualmente de utilidad en la protección del personal sanitario. 

Pero la multinacional sueca, a través de su tienda de Alfafar, no ha parado ahí su ayuda a los agentes sanitarios y sociales de la ciudad, ya que ha facilitado al Banco de Alimentos local 1.085 kilogramos de comida, principalmente chocolates y pasteles.  

Ikea se ha centrado a nivel nacional en la donación de todo el material sanitario con el que contaba en sus tiendas del país y se ha puesto también a disposición de autoridades, hospitales, ONG y residencias de mayores para explorar vías de colaboración. En la comunidad más afectada por el virus, Madrid, se ha entregado al gobierno regional ropa de cama, colchones y percheros para su uso en residencias de mayores y en el hospital de campaña acondicionado en Ifema. 

Desde Ikea, en palabras de Carmen Spinola, responsable de la tienda en Valencia, “Nuestra máxima como empresa siempre ha sido ‘crear un mejor día a día para las personas’ y en una situación crítica y sin precedentes como la que enfrentamos esto cobra más sentido que nunca. Todos, como individuos, empresas, colectivos… sociedad al fin y al cabo, debemos aprovechar y poner a disposición nuestras capacidades para, cada uno en la medida de nuestras posibilidades, ayudar a contener y mejorar la situación. Seguiremos explorando vías para ello y esperamos que pronto podamos dejar esta situación atrás de la mejor manera posible”. Sin duda, es una situación de emergencia en el que toda ayuda es necesaria y bien recibida, pero que resulta llamativa y gratificante cuando las grandes superficies se implican, una vez más, con la población de su entorno en busca de su bienestar.

Imágenes: Ikea 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.