Mercadona vuelve a anunciar cambios en sus supermercados con el «objetivo de proteger la salud y seguridad de sus clientes y trabajadores, además de asegurar el abastecimiento de sus tiendas». De esta manera, la cadena valenciana de supermercados informa de que «procede a actualizar las medidas adoptadas los días 16, 19 y 23 de marzo, completándolas con otras medidas adicionales» que han entrado en vigor el jueves 26 de marzo de 2020. Se trata, sobre todo, de medidas solidarias para con los clientes y con las personas más vulnerables en estos días.

Y es que tras el anuncio del Estado de Alarma por el Gobierno de España y el confinamiento de todo el país durante al menos un mes (del 14 de marzo hasta, de momento, el 11 de abril), Mercadona ha considerado realizar numerosas recomendaciones generales y otras formas de garantizar que dentro de sus supermercados la gente pueda adquirir productos y alimentos de la forma más segura y ordenada posible. Ahora, además, en esta política solidaria de Mercadona se informa de que se han aumentado los grupos de personas que «tendrán preferencia para acceder a sus compras en las tiendas».

A los ya clasificados como personas preferentes (mayores, personas con discapacidad, con movilidad reducida, embarazadas, y los acompañantes necesarios). Se suman, desde este jueves 26 de marzo, todo el personal sanitario, fuerzas de seguridad, bomberos y personal de atención social, debidamente acreditados. Asimismo, y con el objetivo de continuar atendiendo a los colectivos más desfavorecidos, se reactivan los procesos de donación de productos de primera necesidad a los Comedores Sociales y Bancos de Alimentos con los que la compañía venía colaborando habitualmente.

Además de todas estas nuevas medidas, Mercadona recuerda los siguientes consejos para prevenir la propagación del COVID-19: Espaciar la compra a lo largo del día y no a la hora de apertura del establecimiento. Con ello, hay garantía de poder atender a todos los clientes cada día. Por solidaridad, realizar la compra con agilidad y rapidez. No almacenar innecesariamente productos: el suministro de productos de primera necesidad está más que garantizado. Pagar preferentemente con tarjeta y evitar el uso de dinero en efectivo.

Dice también Mercadona que «la responsabilidad última de cumplir las recomendaciones de distancia, aforo máximo, etcétera implantadas recae en las propias personas que deben respetarlas». Así como utilizar guantes para manipular los productos perecederos y que están a su disposición en el centro.

Imágenes: Mercadona

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.