El ambiente de Navidad ya se respira en Valencia y, con este ambiente, llegan regalos, ideas y familias que crecen. Pero, a veces, lo mejor no es comprar algo, sino adoptarlo, porque son muchos los gatos y perros abandonados que cada año se quedan sin hogar en nuestra ciudad, y que buscan recibir algo de atención y cariño, que siempre merecen, y darnos también todo su amor de forma incondicional y gratuita. Y es por esto que, de nuevo, arrancan los preparativos del desfile solidario de Navidad para potenciar las adopciones de perros, que en 2019 alcanza la 15ª edición.

Para esta ocasión tan señalada, la protectora Adopta un perro abandonado (AUPA) y la Fundación Bioparc han elegido el domingo 15 de diciembre a las 12.00 horas y el lugar, como siempre, la plaza de acceso al parque presidida por el elefante Escipión, una zona de acceso libre para toda la ciudadanía. En primer lugar, se hace un llamamiento al hecho de no regalar animales como si fueran objetos que, pasados los primeros momentos de ilusión, acaban siendo un problema resuelto, en algunos casos, con el cruel abandono del animal.

Una vez más, es necesario insistir en la enorme responsabilidad que implica incorporar una mascota a nuestra vida, pues se trata de una decisión por muchos años, que conlleva gastos económicos, debe contar con el consenso de todas las personas que vayan a hacerse cargo y requiere todos los cuidados necesarios para garantizar el bienestar del animal. En segundo lugar, transmitir la maravillosa experiencia de las personas que deciden asumir estos compromisos y compartir su vida con estos animales que “nos regalan” todo su amor, alegría y fidelidad.

En este sentido, hacer hincapié en la adopción de un animal abandonado como la mejor y más solidaria opción para aquellos que deciden tomar esta importante decisión. En Bioparc podremos conocer historias de perros abandonados como: Perla, de 7 años, salvada por los bomberos de ser ahogada tras caer en una balsa de riego. Lobito, un cachorro de 4 meses sociable y cariñoso. Fosca, de 6 meses, que fue encontrada en la carretera junto a su hermana en una noche de tormenta. Coca,de 14 meses, rescatada por la policía.

También la de Melchor, un perro de 2 años activo, mimoso y muy bueno. O el protagonista del cartel de esta edición, Argo, que fue adoptado de cachorro y al año y medio ha vuelto a sufrir el abandono porque su familia “no tenía tiempo para él” y es un trágico ejemplo de la irresponsabilidad del ser humano. Historias que nos recuerdan que el abandono es uno de los actos más desalmados que pueden cometerse y tristemente hemos de recordar que España sigue a la cabeza de la Unión Europea en abandono de animales, un dato que está en nuestras manos cambiar.

Desde la Fundación Bioparc se quiere recalcar la necesidad de educar y concienciar en la empatía, respeto y bienestar hacia los animales, transmitiendo estos valores y ampliándolos a la conservación de la naturaleza y su biodiversidad, con el fin de conformar una sociedad comprometida con el futuro del planeta y erradicar que haya más perros abandonados en nuestra ciudad. ¿Te apuntas a la cita?

Imágenes: Bioparc Valencia – AUPA

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.