El Ayuntamiento de Valencia hacía público el pasado mes de abril a los artistas que plantarán la falla municipal de la capital del Turia para 2020. Un grupo de artistas unido para la ocasión y que fueron escogidos por un jurado de varias personas relacionadas con el mundo de las Fallas y el diseño para poder decidir, de manera unánime, que este equipo de Manolo Martín, José Ramón Espuig y Escif fuesen los autores, en conjunto, de la que será la falla probablemente más visitada del propio mes de marzo. Con el lema Això també passarà, estos tres artistas unen sus trayectorias y experiencias por primera vez para, además, plantar su primera falla en la mismísima Plaza del Ayuntamiento de Valencia.

A través de su página web, Junta Central Fallera ha publicado diez anécdotas y datos para poder conocer mejor a este trío de artistas que, quizá, por nombre no te suenen mucho. ¡Pero seguro que no dejarás de oírlos a partir de ahora! Ya son parte de la historia fallera y, ahora, podrás descubrirlos un poco más:

1. ¿Quién es Escif? Nacho Magro (Escif) es valenciano, licenciado en Bellas Artes y especialista en Arte Público por la Universidad Politécnica de Valencia.  Empezó realizando graffitis durante la segunda mitad de los años 90, para ir evolucionando su estilo hasta llegar a sus intervenciones murales actuales, como él considera a sus obras.

2. Estilo propio. En los últimos años ha consagrado su estilo con la crítica social sobre el desempleo, la situación de la economía, los escándalos políticos y el consumismo en general. Alejado de las letras grandes con colores chillones propias del graffiti tradicional, entre las características de su obra destaca la poca variedad cromática, empleando en la gran mayoría de sus pinturas sólo escalas de grises y alguna tonalidad similar al marrón. También suele combinar juegos de palabras con las situaciones que pretende denunciar, para crear en el espectador un momento de confusión que reclame la atención hacia la obra.

3. Su huella por el mundo. Este artista valenciano ha dejado huella en las paredes de Londres, México, Berlín o Miami. En Valencia su estilo no pasa desapercibido y está muy presente, sobre todo, en las paredes de Ciutat Vella y Extramurs. Recorriendo las calles de la ciudad te habrás topado alguna vez con su mural de coches en la plaza del Tosal, el dedicado a la Primavera Valenciana bajo el título “Educación para la Ciudadanía” o la gran obra “La vida es otra cosa” de 600 metros cuadrados en Gran Vía Fernando el Católico, impulsada por Greenpeace en la que el artista invita a levantar la vista de la pantalla del móvil, mirar a los lados y reflexionar sobre qué entorno estamos dejando a los que vendrán detrás. También fue el encargado en 2015 de la Falla Mossén Sorell-Corona bajo el lema “Todo lo que sobra”, famosa por el realismo de los contenedores, señales de tráfico y vehículos que tenía como ninots.

4. José Ramón Espuig, una trayectoria consolidada. José Ramón Espuig es un artista fallero plenamente reconocido en la profesión. Ha plantado hasta 142 fallas grandes, aparte de muchas otras en categorías inferiores y 28 fallas infantiles desde 1974. Debutó en Sección Especial en las Fallas 2010, con su falla número 100.

5. Maestro Mayor del Gremio de Artistas Falleros. José Ramón Espuig es dese el año 2013 Maestro Mayor del Gremio de Artistas Falleros, representando a todos los agremiados, sus intereses, derechos, etc.

6. Manolo Martín, artista fallero de cuna. En el taller de Manolo Martín (fundado como empresa en 1984) no sólo se crean fallas, sino que es una organización multidisciplinaria de les Artes Plásticas y Aplicadas desde la que nacen proyectos para parques temáticos o escenografía de teatros. Es hijo del conocido artista fallero Manolo Martín que, después de andar por los talleres de artistas falleros desde los 12 años, llegó a plantar en Sección Especial en plazas como la de Convento Jerusalén y Na Jordana, hasta llegar a plantar la falla municipal. Su padre también fue el responsable de ejecutar grandes obras de la ciudad como el parque de Gúlliver.

7. Lo cononocerás por su última obra del rey Felipe VI. Por encargo de los artistas Santiago Sierra y Eugenio Merino, en los talleres de Manolo Martín se gestó durante todo el año pasado la figura de cuatro metros y medio del rey Felipe VI que se ha expuesto recientemente en la muestra ARCO. El muñeco, de cartón piedra el cuerpo y cera la cara, desató la polémica ya que el coleccionista que se hiciera con él, por 200.000 euros, lo debía quemar.

8. Talleres. Tanto José Ramón Espuig como Manolo Martín tienen sus talleres en la Ciudad del Artista Fallero, a tres minutos andando el uno del otro. Un poco más lejos les queda el estudio de Escif ubicado en la Av. del Oeste de Valencia.

9. Fallas 2020, “Això també passarà”. De entre un total de ocho candidaturas, el jurado ha escogido este proyecto para la Falla Municipal 2020. En palabras del jurado, “es una falla que no dejará indiferente a nadie y seducirá tanto a la gente de la ciudad como a los visitantes. El elemento central será una gran figura de mujer. Entre otros motivos, el proyecto ha sido seleccionado por su capacidad de transmitir valores.

10. Estreno en la plaza del Ayuntamiento. Aunque no era la primera vez que concurrían en el concurso, para todos los artistas que forman este equipo, la de 2020 será la primera falla que planten en la plaza del Ayuntamiento de Valencia.

Imágenes: José Ramón Espuig

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.