Valencia en su mes de Fallas, es una ciudad llena de arte, color y, sobre todo, luz. Se acerca la primavera y la capital del Turia está más radiante y brillante que nunca, a lo que ayudan, de manera forzosa, los trajes regionales, los monumentos y las bandas de música, que reviven la ciudad con un tono muy especial. Pero la noche es joven y no descansa, y por eso cuando cae el sol, Valencia sigue completamente iluminada, gracias a las comisiones falleras que cada año participan en el concurso de calles iluminadas, con todo su esplendor y con estructuras complicadas pero muy visuales, que los vecinos y turistas pueden ver y disfrutar desde el pasado viernes 8 de marzo.

Unas luces que este año han provocado una revolución, casi obligada, ante la nueva ordenanza del Ayuntamiento de Valencia, que dificulta y no poco los tradicionales espectáculos de los encendidos de luces que se han realizado en los últimos años, especialmente en el barrio de Ruzafa, y gracias a las Fallas Sueca – Literato Azorín y Cuba – Literato Azorín, ganadoras también de la última década, con primer y segundo premio, casi siempre, para esta pareja vecina de comisiones. Sin embargo, el año pasado ya rompió su hegemonía la Falla Cuba – Puerto Rico, y este año ha vuelto de mostrar que, a veces, menos es más, y que la originalidad siempre es un punto a favor.

Ha convertido su demarcación en un pequeño bosque, con toda clase de luces creando árboles y ramas, lo que ha conquistado que Cuba – Puerto Rico repita, por segundo año consecutivo, como la gran vencedora del concurso de Junta Central Fallera de Calles Iluminadas este 2019. El segundo premio ha ido para Sueca – Literato Azorín, cuyo diseño recuerda a todo un salón de fiestas, en el que no faltan ni las bolas ni las lámparas iluminando las principales vías que terminan en su monumento fallero de este año, un enorme castillo con brujas y dragones con el que compiten de nuevo en la Sección Especial.

El tercer premio ha sido otra sorpresa, ya que ha ido a parar a la Falla Cádiz – Los Centelles, dejando sin premio por tanto a comisiones más laureadas en los últimos tiempos, como Malvarrosa – Antonio Ponz – Cavite, o la Falla Cuba – Literato Azorín, con un presupuesto y juego de luces mucho más modesto este año, que apenas rodea su monumento, con el que sí esperan repetir un podio en la Sección Especial como el año pasado. Así pues, estos tres primeros premios de la máxima categoría de las luces de Fallas se han quedado todos en Ruzafa, no así los premios de la categoría B, algo más repartidos por la ciudad.

Y es que la categoría de plata de las calles iluminadas lo ha ganado Duque de Gaeta – Pobla de Farnals, seguido de Císcar – Burriana y Doctor Serrano – Carlos Cervera – Clero. En cuarto puesto el jurado ha dejado a la Falla Hierros – Juan Bautista Perales y, en quinto, a Pío XI – Fontanares. Ahora, y hasta el próximo 18 de marzo, podremos disfrutar de una Valencia más que iluminada gracias a todas estas comisiones y el resto de participantes, que nos ofrecen todo el color y el brillo posible para unas Fallas espectaculares de día y de noche.

Imágenes: You Valencia

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.