Valencia cuenta con una empresa pionera en Europa que podría prolongar nuestra vida dentro de decenas de años. Al menos, eso es lo que pretende la tecnología que usa y que podría ser un éxito muy pronto, según tienen calculado. Hablamos de ceCryon, que ha “desarrollado este proyecto teniendo como objetivo ser el centro de referencia a nivel europeo. Actualmente nuestras instalaciones permanecen en fase de prueba y equipamiento tecnológico, teniendo como fecha de comienzo del servicio el último trimestre de 2018″.

Y es que en ceCryon están trabajando “activamente en la investigación del campo de la criopreservación. Nuestro principal objetivo es conseguir que la recuperación de nuestros clientes sea una realidad lo más pronto posible”. Esto es, sencillamente, un devolver a la vida a sus clientes, de la forma más beneficiosa posible para ellos, algo que durante años se sospechó de numerosos famosos, como Walt Disney, y que ahora es una realidad para algunos centenares, que permanecen en este estado de casi -150 grados centígrados a la espera de que la ciencia pueda devolverlos con garantías a la vida.

“Por ello, ceCryon dedicará un 10% de los presupuestos anuales a desarrollar distintos proyectos de investigación, que junto con la financiación privada, y pública, nos ayudarán a conseguir los objetivos marcados, posicionando el centro como el mayor centro innovador y pionero de criopreservación en Europa. Nuestros protocolos se han diseñado en base a la evidencia científica más reciente y a la experiencia obtenida durante años en el campo de la Criónica, mejorando significativamente aquellos utilizados por otras entidades del ramo”, dice la empresa en su página web, donde se puede concretar cita sin compromiso y mayor información.

“Los medios técnicos con los que contamos, nos permiten un control de descenso de temperatura fielmente monitorizado y asistido informáticamente, que se prolongará durante cinco días en nuestras instalaciones. Asimismo, disponemos de los medios y los equipos de imagen necesarios para comprobar y garantizar la calidad de la criopreservación conseguida, y la adecuada difusión de los crioprotectores empleados. La conservación de los cuerpos se lleva a cabo en criostatos homologados para su uso médico, específicamente diseñados para cumplir con las necesidades y los más altos estándares de calidad de nuestra empresa”, apuntan también.

La duda queda de cuándo será posible, si es que resulta en algún momento del futuro, que una persona fallecida pueda volver a la vida incluso estando congelada durante años, y si la empresa y su tecnología ahora puntera, dicen, podrá también permanecer durante decenas de años a la espera de una respuesta fiable y viable económicamente (se calcula que el presupuesto actual para ser cliente son unos 200.000 euros). La fe, se asegura, mueve montañas. Ahora, también las congela. Pero… ¿por qué no probar?

Imágenes: ceCryon

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.