La Catedral de Valencia acogerá, el viernes 14 de diciembre a partir de las 19:30 horas, el anuncio de la Navidad con una representación que tiene su origen en el siglo XIII. Es el Cant de la Sibila, que trata de representar el nacimiento de Jesucristo y que fue implantada por el rey Jaime I tras la conquista de Valencia. Su representación se llevaba a cabo la noche de Navidad, hasta que el concilio de Trento decidió suprimir todo acto sacramental dramatizado en los templos. Sólo ha permanecido inenturrimpidamente en Mallorca y Alguer, que fueron territorios de La Corona de Aragon. Desde el año 2012 y gracias a la recuperación de Capella de Minitrers, la Sibila vuelve a cantar en la seo valenciana.

Este año se espera que 2000 personas asistan a la representación, en la que participarán 60 artistas con la colaboración de la propia Capella de Ministrers, el Cor de la Generalitat, la Escolanía de la Virgen de los Desamparados, la Asociación de Campaners de la Catedral de Valencia y la Escuela Superior de Arte Dramático. Para este autor sacramental, se utilizarán los ropajes que se usaron en la cabalgata del 9 d’Octubre de 2008 y se emplearán los instrumentos inspirados en los frescos de los ángeles músicos de la catedral, que se estrenaron en la visita del Papa Benedicto XVI.

Como principal novedad en el Cant de la Sibila de este año, es la incorporación de la interpretación, en el preludio, de las ‘Epístoles farcides de sant Esteve’. Se trata de una obra musical con partitura del siglo XII que se conserva en la Catedral, y que se cantaban el día de San Esteban, el 26 de diciembre, en latín y en valenciano. La figura de la Sibila estará encarnada por uno de los escolanes de la Escolanía de la Virgen de los Desamparados, en concreto por Martí Sánchez de 11 años y que será el encargado de dar vida a la figura profética, eje principal del acto.

La figura de las Sibilas eran mujeres que se creían inspiradas por los dioses, todas vírgenes y profetas. Entre ellas, la Sibila Eritrea era la encargada de anunciar el día del Juicio Final y la llegada de Jesucristo al mundo. Aunque de origen griego, la figura se cristianizó para poder transmitir el misterio de la Natividad a los feligreses. Un año más, podremos disfrutar de este auto sacramental de Navidad en la Catedral de Valencia.

Imágenes: Archidiocesis de Valencia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.