El Palau de la Música va a volver a llenarse de niños y niñas este invierno gracias a la nueva edición de Menut Palau que pretende inculcar los valores de la música como un auténtico símbolo de arte y cultura a todos los valencianos y valencianas que, hasta mayo, podrán disfrutar de un Palau de la Música enorme pero convertido en pequeño para ajustarse a la medida de su público. Así, percusión, danza, música barroca, narración, literatura, tradición oral y valores en torno a la música definen las propuestas que conforman Menut Palau, el programa educativo del Palau de la Música que comienza el 11 de diciembre.

El proyecto, que recoge actividades didácticas matinales para centros escolares y para todos los públicos en fin de semana, persigue, en palabras de la presidenta del Palau de la Música, Glòria Tello, «llegar cada vez a más amplios sectores de la población, educar en alternativas de ocio de calidad, transmitir el amor a la música y a todas las artes, valorar el trabajo de los profesionales de la cultura e ir normalizando el consumo cultural como algo natural desde edad temprana». Para la presidenta del Palau «es una alegría ver que esta oferta infantil y juvenil que hemos ido modificando en estos tres años ha conseguido diversificar el tipo de público, cada vez más amplio y heterogéneo y que, al mismo tiempo, vamos fidelizando y estabilizando ese público nuevo que ha descubierto el Palau».

Esta edición de Menut Palau ofrece unas veinte propuestas artísticas destinadas a público de entre cero y 18 años. Hay ocho programas de fin de semana para familias y 21 para centros educativos en horario escolar. Las propuestas se desarrollan desde el mes de diciembre hasta la primera semana de junio y ofrecen más de 150 pases, que permiten llegar a 50.000 espectadores. El director del Palau, Vicent Ros, ha resaltado «la importancia del trabajo con los creadores y con la industria cultural propia, en nuestra programación educativa y familiar».

La programación familiar de Menut Palau consta de ocho propuestas y arranca en plenas fiestas navideñas, el 3 y 4 de enero, con la Feria musical y los talleres Feretes i Cançonetes, en los que participará la formación valenciana Spanish Brass, que celebra su 30 aniversario. La entrada de un día cuesta seis euros y la de dos días, diez euros. El 21 de febrero será la Orquesta de Valencia la que proponga, en la Sala Rodrigo, un viaje musical por Europa con el concierto ‘Europa, Europa’, presentado por el periodista y musicólogo Martin Llade.

El 2 de marzo, también en la Sala Rodrigo, el público podrá disfrutar e interactuar con los cantantes de Zarzuela de la Z a la A, una forma divertida de descubrir el mundo de la zarzuela. Al día siguiente, el 3 de marzo, tendrá lugar el Día Mini-Música, una jornada completa de actividades y juegos en torno a la música. El 30 y 31 de marzo, el musical Desconchertantes llevará a la Sala Iturbi un divertido recital de la mano de dos jóvenes violinistas. Ya en abril, los días 6 y 7, está programado, en la Sala Rodrigo, el espectáculo de teatro y danza Violeta y las mil y unas noches, lleno de colorido oriental. Y el 4 y 5 de mayo será el turno de Caperucita Roja, en la Sala Iturbi, una versión musical del famoso cuento con una protagonista preadolescente y valiente.

Las sesiones escolares comienzan en diciembre con el espectáculo de percusión Mamma Àfrica a cargo de Amores Grup de Percussió. En enero, Capella de Ministrers participa por primera vez en la programación educativa, con el concierto Tirant y Carmesina. Barroco y literatura tienen igualmente cabida con La Dispersione y su versión musical de La Tempestad, basada tanto en la obra homónima de Shakespeare como en The Tempest, de Locke. Literatura y música protagonizan asimismo el proyecto L’Odissea, con música de cámara, narrador y proyección audiovisual, y el concierto de ritmo y percusión El enigmático compás de la música, que se inspira en la novela juvenil Momo.

La percusión vuelve a estar presente en Quan les deesses tocaven els tambors, un proyecto que aúna música, danza y tradición oral para relatar el papel de la mujer en la transmisión musical y cultural desde la antigüedad. También hay danza en el concierto para piano, flauta y títeres Violeta y las mil y una noches, mientras que la voz es la protagonista en el concierto participativo Zarzuela de la Z a la A. Los más pequeños tendrán su espacio en las sesiones para bebés Bebesol y en Los tres cerditos, un cuento-concierto destinado a niños y niñas de Educación Infantil.

La Banda Municipal ofrece el programa Toca la banda, en la Sala Iturbi, para estudiantes de 11 a 14 años, con el que se hará un recorrido por las músicas de todo el mundo a lo largo de seis pases que se celebrarán en el mes de febrero. Por su parte, la Orquesta de Valencia propone el concierto Europa, Europa a escolares de Primaria y abrirá sus ensayos alumnado de Secundaria y Bachillerato con otros tres programas más: El sueño de una noche de verano, la Octava Sinfonía de Dvorák y La canción de la tierra de Mahler.

Para reservar entradas y más información, no dudes en visitar la web oficial de Menut Palau (acceder sobre este enlace).

Imágenes: Palau de la Música – Ayuntamiento de Valencia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.