Comprar o alquilar un piso nunca es una tarea fácil. Siempre andamos buscando una vivienda que se acople a nuestras necesidades en cuanto a comodidades, habitaciones, vistas exteriores, balcones, zonas comunes o cualquier otro requerimiento que se nos pueda antojar, ya que cada vez son más los edificios que cuentan con todos estos privilegios. Además, siempre queremos tener buenos vecinos y vivir en un barrio agradable. Todo esto puede ser un caos al que, además, se suma el precio. ¿Sabemos cómo de grande puede ser la diferencia entre comprar un piso en un barrio u otro de la ciudad…?

Según datos proporcionados a una agencia de noticias española por la inmobiliaria Barnes Spain, las viviendas situadas en un barrio “de moda” puede llegar a costar hasta un 20% más caras que las de los barrios con menos interés social o comercial de las grandes ciudades como Valencia, pasando por ejemplo de los 250.000 euros de media para pagar hasta los 300.000.

Y es que en Valencia también hay una diferencia significativa entre distintos barrios y zonas, siendo, desde hace unas temporadas, el Cabanyal y Ruzafa los dos focos donde más se encarecen los pisos para vivir. Según asegura esta inmobiliaria, actualmente los compradores lo que más buscan son superficies “muy bien aprovechadas”, con “estancias amplias y viviendas diáfanas” que poder amueblar como cada cual desee posteriormente.

Por supuesto, también se valora, sobre todo, “la luminosidad y los techos altos”, según indican las mismas fuentes, que también avisan para los vendedores que está en alza el hecho de buscar una vivienda “reformada o con un estilo y diseño propio”.

En cuanto al perfil de comprador, también parece haber bajado de edad. Los compradores de estos “barrios de moda” acostumbran a ser, según la inmobiliaria, jóvenes que prefieren “pagar incluso algo más para estar en la mejor ubicación posible de la ciudad, lo que conlleva también a veces a “rejuvenecer” este barrio, también por la llegada de jóvenes que no se emancipan definitivamente, pero sí “son estudiantes que buscan pisos de alquiler para temporadas de algunos años”.

Para estos barrios supone también un aliciente, ya que si los comerciantes y gobernantes deciden apostar por ellos, que es frecuente, suelen conseguir nuevos modelos urbanísticos de zonas verdes o calles peatonales, y también mejores centros de enseñanza y locales de moda.

Imágenes: Valencia (cc)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.