El mejor arte de Shakespare se luce esta semana en el Teatro Rialto de Valencia. Eso sí, no porque se vaya a interpretar una de sus obras, sino porque la compañía Salvador Collado, a través del valenciano Chema Cardeña (autor del texto) lleva a escena La estancia, dentro del ciclo Maestros de la palabra. Un espectáculo que se sube a la capital del Turia avalado por el premio de la crítica valenciana al mejor texto y premio de la Asociación de Espectadores de Alicante (AITA) también en la categoría de mejor texto.

La estancia habla de la identidad personal, del otro, del espejo, del fingimiento, de la impostura, del engaño, de la mentira, de la ambición, de la traición, de la supervivencia del más apto, del más listo. Y también del amor, de la concupiscencia y del deseo. Todo ocurre en el marco de la Inglaterra isabelina, con el trasfondo de su teatro, los enfrentamientos entre católicos y protestantes y las actividades de espionaje de Marlowe, según explica en un comunicado el Institut Valencià de Cultura. El montaje está dirigido por Jesús Castejón e interpretado por Javier Collado, en el papel de Marlowe, y José Manuel Seda, en el de Shakespeare.

Seguramente, añaden desde el IVC, todo esto se hubiera podido contar con otros personajes, en otra época u otro lugar, pero Cardeña escoge a Shakespeare y a Marlowe y eso no resta ni un poco de interés a la propuesta, sino que la hace crecer y demuestra que se puede hablar de conflictos del presente fabulando con el pasado. En el origen de la trama de La estancia se encuentra la especulación sostenida por muchos alrededor de las relaciones entre Marlowe y Shakespeare.

Según esta, (aunque en realidad no hay un documento que lo verifique con certeza) Marlowe, que por razones de seguridad finge su muerte, huye de Inglaterra y cambia su identidad, sería el autor de buena parte de la producción literaria de Shakespeare, que se considera un cómico aventurero, que no dudó en convertirse en el hombre de paja del verdadero autor a cambio del éxito económico. Los espacios en blanco de sus biografías favorecen que sea posible elucubrar en este sentido sobre ellos, sin que sea posible perfilar con verosimilitud sus vidas dentro del universo en el que se mueven.

La obra que podemos ver del 8 al 11 de febrero en el Teatro Rialto de Valencia es un duelo dialéctico entre dos figuras, en el que se ponen de relieve sus vidas, con un gran protagonismo del atrevido y vividor Marlowe, que mirándose al espejo quiere ver en Shakespeare su otro yo, más natural, más de la calle, más primario pero igual de ambicioso. Por eso, el autor hace constantes referencias al espejo, casi como un tema recurrente para unificar dos personalidades en una, como si Marlowe y Shakspeare fueran uno el reflejo del otro. Si no te quieres quedar sin verla, puedes adquirir tus entradas, a partir de 8,00 euros, en este mismo enlace. ¡Te encantará!

Imágenes: Teatro Rialto – La estancia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *