La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia ha preparado un sinfín de actividades para esta Navidad, entre las que destaca un espectacular Belén sumergido con el que poder sorprender a todos los visitantes durante la campaña de vacaciones. No será el único atractivo de estas fechas, aunque sí está siendo el más fotografiado, como es de esperar. Porque los visitantes del Oceanogràfic ya pueden contemplar desde hoy el Belén sumergido de plástico reciclado que se ha instalado en el acuario con aguas tropicales de la Sala Oval. Rosa Montesa ha sido la artista encargada de crear y diseñar este Nacimiento, con el que se quiere hacer una llamada de atención para seguir concienciando para reciclar  los plásticos y contribuir, así, a no contaminar más los océanos.

El belén cuenta con la representación tradicional de la Virgen María, San José y el niño Jesús, pero también con un sinfín de familias de peces, medusas y corales que le rodean. Las figuras están inspiradas en las vidrieras de las iglesias, planas y con mucho colorido. La técnica empleada para su elaboración consiste en aplicar calor al plástico para fusionar las distintas capas, como si de un puzle se tratara. La artista pretende con esta obra imitar al máximo la naturaleza intentando que las botellas, sin modificar su color original, cobren vida.

Para Rosa Montesa el plástico reciclado es la materia prima de todos sus trabajos. En esta ocasión del Belén sumergido del Oceanogràfic se han utilizado, principalmente, plásticos PET como botellas de agua, refrescos o barriles de cerveza de plástico trasparente. En ningún caso se han utilizado elementos químicos como pintura o pegamento ya que no son aptos para convivir dentro del acuario. Durante las vacaciones navideñas, el Oceanogràfic ofrece talleres para los visitantes donde los más pequeños podrán crear adornos navideños con plásticos reciclados.

Bajo la dirección de Rosa Montesa, los niños dejarán correr su imaginación para crear medusas, mariposas y caballitos de mar a partir de tapones y botellas de plástico a los que darán forma y color para decorar el árbol de Navidad. Los talleres con aforo limitado tendrán lugar en la pérgola junto a las tortugas de Aldabra. Este año, a la morsa Walrus, mascota del Oceanogràfic, se une el bebé beluga Kylu. Los pequeños de la casa podrán disfrutar de su compañía y fotografiarse con ellas. El Belén sumergido y el resto de elementos de Navidad pueden realizarse de manera gratuita con la entrada al parque, que puede reservarse desde 13,00 euros en este mismo enlace. ¡No te lo pierdas!

Imágenes: Oceanogràfic de Valencia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.