La Orden de Montesa se descubre en el Archivo del Reino de Valencia

Hace 700 años que la Orden de Montesa fue fundada por el rey Jaime II, cuando en 1317 tomó la decisión de crear esta compañía. Por este motivo, y colaborando en los actos conmemorativos que ha preparado la Univertsidad de Valencia, el Archivo del Reino de Valencia ha inaugurado la exposición sobre la Orden de Montesa compuesta por sesenta documentos de la orden desde el siglo XIV hasta el siglo XVIII. Estos documentos forman parte del archivo y entre ellos destacan el ‘Llibre d’escriptures originals de Pere Lobet de Balanya, atorgades en temps dels dos primers Mestres de Montesa, fra Guillem d’Erill i fra Arnau Soler’ (1319-1321), que posiblemente es el primer libro registro de documentos de la Orden de Montesa, y ‘Actes de possessió del Maestrat de Montesa pel rei Felip II’, que se trata de las actas de posesión, pueblo por pueblo, de la orden por parte de los comisionados de Felipe II, ya que aquella fue incorporada en 1592 a la Corona.

El origen de la Orden de Montesa se encuentra en el año 1317. Fue creada como consecuencia de la supresión de la Orden del Temple en 1312 y para ello, el rey Jaime II negoció con el Papa la creación de una nueva orden militar en el Reino de Valencia que reuniese los bienes de las ordenes militares del Temple y del Hospital. Su finalidad era la defensa de las tierras valencianas contra los ataques de los musulmanes. El papa Juan XXII, por una bula del 10 de junio de 1317, creó la nueva Orden de Santa María de Montesa, aunque su nacimiento efectivo se produjo en 1319 con el nombramiento del primer maestre, Guillem d’Erill.

Pero para el Reino de Valencia, la fundación de la Orden de Montesa marcó la creación del señorío más importante de su territorio, ya que comprendía más de cincuenta poblaciones. La capital del señorío se encontraba en el castillo y convento de Montesa, aunque después del terremoto de 1748 los frailes y el gobierno de la orden se instalaron definitivamente en València, en el palacio del Temple. Los caballeros de Montesa formaron una parte muy importante de la nobleza valenciana y alguno de ellos ocupó cargos relevantes en las instituciones del reino. En Les Corts Valencianes el maestre de Montesa ocupaba el segundo lugar del brazo eclesiástico, después del arzobispo de València.

En el siglo XIX, con la Desamortización, se suprimió el convento de Montesa, pero la Orden de Montesa continuó funcionado hasta 1931, en que el Gobierno de la República suprimió las órdenes militares, aunque se les permitió reconvertirse en asociaciones civiles. Después de la Desamortización, el Gobierno mandó que los archivos de la orden se transfirieran a los archivos estatales, por lo que una parte de los fondos se trasladó a Madrid y otra parte se encuentra en el Archivo del Reino de Valencia.

Imágenes: Biblioteca Valenciana y c.c.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *