Begoña, Carmen y ahora Rocío: Aquellas maravillosas Fallas 2001

Cuando el jurado correspondiente eligió a la Corte de Honor de la Fallera Mayor Infantil de Valencia 2001 (Elena Nebot), no sabía, seguramente, hasta qué punto estaban eligiendo bien. Porque de aquellas doce niñas juguetonas, risueñas y con muchas ganas de disfrutar de la fiesta valenciana, ahora hay un gran abanico de mujeres responsables, bien educadas y que han demostrado, de sobra, que aman las Fallas de Valencia. Rocío Gil Uncio, de la Falla Plaza de La Merced, acaba de convertirse en Fallera Mayor de Valencia 2018. Un éxito sin precedentes, porque es la tercera de aquella Corte de Honor Infantil 2001 que logra tal reconocimiento. Algo tiene aquel grupo de niñas, ahora mujeres, que sigue mereciendo aplausos y responsabilidades tan grandes.

La primera en lograr ser la máxima embajadora de las Fallas de Valencia fue Begoña Jiménez Tarazona, en el año 2013. Un año después, para más casualidades, nombraban Corte de Honor mayor a su prima, María Marcos Tarazona. Estaba claro que el linaje es importante en estos casos, y Begoña asumió la responsabilidad del reinado con la dulzura y la sonrisa que siempre la ha caracterizado, con auténtica elegancia y felicidad. Un año después, en 2014 llegaría Carmen Sancho de Rosa. De familia bien, con madre presidenta en el Ateneo Mercantil de Valencia, y una clase innata que la permitió moverse con soltura y ganarse a todos los falleros.

Carmen Sancho reinó en 2014, y su legado se mantiene todavía en la mente de muchos, por ser una de las mejores representantes de las Fallas de Valencia, con gusto exquisito para la indumentaria y una atención sincera y gentil a cada persona que se le acercaba. La tercera de este grupo es Rocío Gil Uncio, recién llegada a lo más alto que una mujer puede llegar (obviando la figura de presidente, por supuesto) en la escalera de las Fallas. Pero este 2001 tiene más. Las casualidades de la vida han hecho que junto a ella, como Corte de Honor, esté Marta Sobrino. ¡También Corte Infantil 2001! Y ya van cuatro.

Pero no acaba aquí la gran historia de este mágico año. Carmela Borrás y Sandra Molins también fueron Cortes de Honor hace apenas unos años… Y sí, pertenecieron a la Corte de Honor Infantil 2001. Elena Nebot, que fue Fallera Mayor de su comisión (Avenida Burjassot – Padre Carbonell) hace bien poco, estuvo muy bien rodeada en su año, a juzgar por los resultados posteriores. Incluso por Teresa Estevens, que aunque no ha sido Corte mayor, sí ha sido jurado de Corte Infantil. Este mismo año. ¿Cuál será la siguiente…? Enhorabuena de antemano. Y felicidades sinceras a Rocío Gil.

Imágenes: You Valencia – Junta Central Fallera

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

También puedes leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *