Comer bien, en cantidades proporcionadas y de todo tipo de alimentos es la base para cualquier dieta equilibrada y sanaEn You Valencia ya os hemos enseñado qué tomar en el desayuno para empezar bien el día y, también, cómo preparar un menú sano sin necesidad de cocinar nada. Ahora nos preocuparemos un poco por la salud, y hemos recopilado estos 7 alimentos que nos están matando poco a poco sin que lo sepamos. ¿Crees que lo sabes todo sobre alimentos saludables? Continúa leyendo.

1. Refrescos y bebidas con gas. Seguro que muchos de vosotros no os sorprendéis por esta primera opción, pero también es probable que sea la que menos esquivamos habitualmente. El gas y el exceso de azúcares de cada refresco son, en realidad, productos químicos que perjudican gravemente la salud, sumados especialmente a la gran cantidad de colorantes y conservantes de estas bebidas. Tomarse un refresco de cola o un limón con gas está bien… Pero no diariamente. Y tampoco en grandes cantidades. Mejor optar por un vaso de agua, por zumos o por té, que también pueden servirse bien fríos y quitan la sed.

desayuno042. Edulcorantes. Muchos de vosotros tomáis sacarina y cambiáis azúcares por edulcorantes. Grave error. La creencia popular es que sustituyen el azúcar y, además, engordan menos. Pero no cierto. Puede resultar muy dañino para el organismo abusar de los edulcorantes artificiales y químicos. Mejor optar por el propio azúcar, en cantidades reducidas, o por la miel o jarabe real de arce.

3. Salsas prefabricadas y comida rápida o precocinada. Las salsas están llenas de azúcares, colorantes artificiales y jarabes de maíz, que eliminan las propiedades y nutrientes de los alimentos que condimentamos con ellas. La cómida rápida no solo es dañina por sus conservantes y lo productos químicos con los que es cocinada, sino que además posee demasiadas grasas y aceites. También podemos introducir aquí la comida precocinada como las sopas instantáneas, que no siempre está realizada con productos 100% naturales y que resulta finalmente poco apta para consumir diaria o semanalmente.

Alimentos 0024. Leche entera. Tomar leche es vital para nuestro organismo, especialmente por su alto contenido en calcio para nuestros huesos cuando envejecemos y, también, cuando estamos en fase de crecimiento. Sin embargo, la leche entera, así como los productos lácteos que la contienen como ingrediente principal, no nos ayudan para nada. En la mayoría de productos, la leche entera contiene un producto químico, el BGH, conocido por ser una hormona de crecimiento bovino que, según algunos grupos de científicos, puede provocar obesidad, cáncer y migrañas.

Alimentos 0055. Anarcardos. Es un fruto seco delicioso, que a veces consumimos con frecuencia, y en grandes cantidades, mientras picoteamos un poco con unas cervezas o refrescos. Pero los anacardos crudos, en estado natural, contienen un peligroso aceite (el conocido como urushiol) y que puede provocar reacciones alérgicas muy graves, con edemas y dermatitis y que, en algunos casos, llega a ser mortal.En general, hay que vigilar la ingesta de frutos secos, porque todos ellos provocan muchas reacciones alérgicas, algunas casi imperceptibles.

desayuno026. Palomitas. Las palomitas engordan, eso es así. Y están llenas de sal y de aceites y otros productos químicos… Siempre y cuando vayan envasadas. Porque las palomitas en bolsa son las dañinas para nuestro cuerpo. Y es que peor que las palomitas son los fabricantes de las bolsas de cartón y papel donde se conservan, que tienen productos químicos dañinos para la salud y que pueden aumentar la infertilidad. Si queremos una ración de palomitas, mejor optar por cocinarlas nosotros solos, comprando los granos directamente.

7. Tomate en conserva. Dicen algunos dietistas que si queremos ponernos un poco de salsa, mejor optar por el ketchup, que apenas engorda, o por un poco de tomate en conserva, ya sea frito o crudo. Es cierto esto, pero también hay que ver su composición. La gran mayoría de tomates en conserva que se venden en el mercado están llenos de azúcares, que provocan diabetes, caries y enfermedades coronarias. Si somos de los que lo usamos con frecuencia para hacer las salsas de nuestras pastas preferidas, mejor hacer nuestro propio tomate triturado y sofreírlo con nuestras verduras y especias. Muchísimo más sano.

Imágenes: You Valencia – (cc)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.